A pesar de todo la Navidad tiene cosas buenas

Hace apenas unos días expresaba en el blog de mi amiga Viguetana mi desagrado general sobre la Navidad. Hoy mi madre me ha pedido mi opinión sobre estas fiestas, y mi respuesta fué doble: por un lado me gusta el hecho de que la familia se reúna en torno a una mesa y un fuego a charlar, divertirse y olvidar por un rato las tensiones del mundo, me gusta cuando la familia se lleva bien y no hay recuerdos tristes ni razones para llorar; por otro lado odio todo lo que se añade a éste contenido básico o esencial, o sea, las compras de miles de objetos inútiles, las colas para hacer esas compras de compromiso, los locales atiborrados de gente aplastando gente ansiosa por celebrar y por gastar, la hipocresía de que todos hemos de ser mejores porque toca ser buenos, el consumismo enfermizo al que pretenden arrastrarnos... en fin, todo eso.
Hace un par de horas llegué a casa y en el buzón había dos cartas: una de una entidad bancaria y otra carta con toda la pinta de contener una postal navideña. En la segunda mi dirección aparecía autografiada con letra femenina y automáticamente supuse que sería una amiga que sigue insistiendo año tras año en mandarme una postal a pesar de que yo nunca respondo a la misma... y es que se ve que es menos vaga que yo para dedicarle tiempo a la escritura manual. Pero la sorpresa llegó cuando, al ver el remitente, me encuentro con mi primera postal blogger.
La única persona de este mundillo virtual que sabe mi dirección es un cielito, y como tal se ha comportado siempre conmigo... pero es que hoy ha llegado a un punto de no retorno en mi lista de gentuza a la que algún día elevaré a los altares que habitan mi cabeza. ¡Qué grande puede ser la blogosfera!
Su postal contenía una simple frase, un par de hojas amarillentas perfectamente pegadas por la remitente y su firma. El texto no podía ser más breve... ni más explícito:
"Que esta navidad sea como siempre has deseado"
Creo que ya he decidido que es la frase perfecta para quienes, como yo, odiamos la mayor parte de la parafernalia en que se ha convertido este cierre de año y, desde esta tribuna, quiero agradecer a mi amiga Vitruvia su hermoso detalle. Desde hoy tengo un motivo más a favor de la navidad gracias a ella. Hubiera querido escanear la postal, porque merece la pena, pero como estoy aún de ciber en ciber, me resulta imposible, así que os quedáis con las ganas.
Como ella es una bellísima persona quiero enviarle una postal virtual de agradecimiento, y para ello os dejo con tres imagenes de uno de los mejores fotógrafos de guerra y de sociedad (de "social", no de "ecos de sociedad"), Don McCullin, que actualmente tiene abierta una exposición en Madrid, concretamente en la Sala de exposiciones del Canal de Isabel II, y hasta el 27 de enero.
A quienes podais ir os la recomiendo porque creo que merece toda la pena del mundo ir. Por cierto, además de retratar la cruda realidad como pocos, es capaz de dotar de poesía a lo trágico, a la pobreza, a la enfermedad y a la miseria.

Esta sería una hermosa postal si no fuera porque no lo es.


En esta imagen hay más crítica que en muchos libros.

La locura y la pobreza se unen tras una mirada única.

Vitruvia, espero que te haya gustado alguna de las fotografías... o al menos la idea que hay detrás de ellas.

17 comentarios:

Viguetana dijo...

Pues yo te deseo lo mismo que Vitru.

Que lo pases bien y no gastes demasiado.
;-P

Bicos

Belén dijo...

Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Qque bonito!!!!!

Bicos

vitruvia dijo...

Pues qué quieres que te diga? que te vas a aburrir de recibir mis postales de navidad, jajajaja, siempre y cuando yo no me aburra antes de mandarlas, que yo pa esto "sonche coma o vento", y depende de pa donde me dé.
Me alegro de que te haya gustado. Como verás de consumismo nada, que yo me las hago yo misma, porque la gente que me gusta no merece menos.
Un besazo.

vitruvia dijo...

Ah!!, que se me va la olla con la emoción, que me encantan la fotos, pero sobre todo la primera, ¿por qué será?, jajajajaj.

John dijo...

Curioso post.

banderas dijo...

Viguetana, muchas gracias, cielo. Yo tambien te deseo una feliz navidad sin excesos ni alardes consumistas ¡qué cojones!

Bicos ;-)

Belén ¿a que sí? Esta chica es toda una detallista... como dicen en mi tierra "ten un corazón que non lle cabe no peito".

Bicossss ;-)

banderas dijo...

Vitruvia, de verdad, lo tuyo no es de este planeta... y encima en tu blog te autoproclamas "cobarde"... ¡hay que joderse! Tú. Precisamente tú. No,si es que la navidad pone tonta a mucha gente. En definitiva, sí que me gustó mucho la postal... y me sorprendió. Tendrías que haber visto mi cara de sorpresa al ver el remitente.

Sobre las fotos que acompañan el blog... son de uno de mis fotógrafos favoritos. En mi primer año de carrera en Santiago tenía mi habitación de estudiante empapelada de fotografías en blanco y negro... y más de la mitad eran de McCullin. Había gente que, cuando entraba en mi habitación, me preguntaba si era capaz de dormir rodeado de semejantes imagenes... pues sí. A lo mejor soy insensible... o no veía más allá de la superficie de la fotografía. No sé. A lo mejor soy un bicho raro... que tambien podría ser.

Biquiños y feliz navidad ;-)

John... lo tuyo tampoco tiene perdón de dios... mira que esclavizar a los pobres chavales para hacer la postalita...je!je!je!

¿Post curioso? ¿Por la mezcla de temas? ¿Por ser yo quien soy? ¿Porque la Navidad es de origen religioso y la celebro?... todo puede tener una respuesta mínimamente razonable.

Unha aperta ;-)

John dijo...

Nos vemos en Vigo, meu, salvo que prefieras venir a hacer alguna visita oficial a la Embajada ;-D

John Flint
Ambassador de Vigo

banderas dijo...

Querido John, creo que será en Vigo donde nos veamos, ya que por ahora no tengo previsto desplazarme al norte.

Espero, además, despedir el año corriendo una o dos San Silvestres (A Toxa e Vigo)... porque no hay como cerrar el año con una buena carrera solidaria.

Bicos ;-)

Mariano Zurdo dijo...

A mí no me gusta la navidad nada de nada, pero cuando veo personas que desean a los demás cosas desde la piel y desde la verdad (y perdón por la cursilería) pues creo un poquitín en el espíritu navideño y me da por felicitar a todos.
Así que feliz navidad (desear el bien no duele, jajaja)
Besitos/azos.

vitruvia dijo...

Feliz noche. Un beso

Desesperada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Desesperada dijo...

pues que pases una feliz noche con tu familia, banderas. besiños

Raquel dijo...

Banderas, a mi tampoco me gusta la navidad. Me encanta el poder estar con toda la familia pero igual lo disfruto en otra época del año. En fin.
Un abrazo grande

banderas dijo...

A todos vosotros que estais ahí al otro lado, escribiendo o no, os deseo lo mejor en esta nochebuena. Para mi, desde el recuerdo de muchas nochebuenas hermosas, esta fecha es motivo de alegría por estar con la familia a gusto y en paz... cosa que no todo el mundo puede decir. Mi deseo, que sé no se cumplirá, es de paz y amor a todo el mundo aunque pueda sonar a cursi espantoso... y es que a mi me pasa como a Mariano

Ohdiosa dijo...

impresionante la última fotografía...incluso en estos días (más que nunca, diría yo) debemos tener en cuenta a todos los que nos rodean...

feliz navidad!!!!

banderas dijo...

Gracias por pasarte... aún. Feliz año nuevo, Ohdiosa.

Bicos ;-)