Anuncio riquiño



El anuncio que aparece a continuación me dejó absolutamente descolocado el día que lo vi por primera vez, en una sala de cine. Hoy he vuelto a verlo, y a verlo... y a verlo. Aún así me sigue haciendo el efecto de provocar una sonrisa en la comisura de los labios.

Me encanta porque, entre otras cosas, tiene una cualidad fundamental, en mi opinión, cual es ajustarse a la realidad. Creo firmemente en casi todo lo que se dice en el mismo. Me identifico con buena parte de lo que se comenta del carácter y el modus vivendi gallego... y esa vinculación con el pueblo al que va dirigido el anuncio hace que su impacto sea mayor.



Poco después de haber escrito lo que va delante del video me he puesto a buscar qué empresa elaboró el spot y me he encontrado que se ha generado un gran revuelo en la red y en la prensa porque se habla de plagio. En particular se compara con un famoso anuncio de cerveza hecho en Argentina. Pero, además, hasta se acusa a la empresa de publicidad de plagiar incluso el diseño de su propia página web con la de otra publicitaria de Argentina.

Me importa un pimiento si finalmente hay plagio o no. En todo caso sería plagio de una escena de Braveheart... pero eso ambos anuncios. Finalmente, y cansado de leer tanta tontería, he llegado a la conclusión de que lo que importa del anuncio es que en Galicia somos "riquiños"... y eso no me va a decir nadie que lo hemos plagiado ¿no?

El magosto tuvo la culpa... y mi gula.



Como ya comenté ayer, buena parte de mi mal estado de forma he de achacárselo a la copiosa cena de la noche anterior. Se supone que lo más recomendable para la cena previa a una carrera es una buena dosis de hidratos de carbono y, de hecho, en estas ocasiones suelo tomar pasta o arroz. Lo malo es cuando hay compromisos que alteran esa rutina y me llevan al pecado de la gula... y es que la carne es débil.

En este caso la culpa fue del magosto que tradicionalmente se organiza en casa de mi suegra. Ya sé que aún no es la época (normalmente entre el 1 y el 11 de noviembre, día de San Martíño) pero aprovechamos que estaba en Vigo un sobrino que actualmente reside en Cataluña para ser el mayor número posible (14) de familiares.

Esta fiesta consiste básicamente en comer castañas asadas acompañadas con vino joven, pero en la fórmula pueden intervenir otros factores, como muy bien refleja el pequeño artículo que la Wikipedia le dedica a esta celebración gallega del otoño.

En nuestro caso intervinieron unos hermosos chorizos para cocido ligeramente picantes encargados en una carnicería de A Rúa (Ourense) bien conocida en la familia,


eso sí, convenientemente cocidos en agua para hacerlos más jugosos


un buen pan artesano (cuatro de éstos me metí entre pecho y espalda),


castañas de la comarca de Valdeorras asadas en su punto justo, evidentemente,



y peladas por un experto puñado de manos nerviosas





vino tinto (en mi caso cerveza), un caldo especialidad de la casa con verduras típicas de la región,



y de postre "Huesitos de santo" (típicos de las celebraciones de Todos los Santos y Fieles Difuntos, los próximos días 1 y 2 de noviembre, respectivamente)




... y luego se supone que yo tenía que correr a buen ritmo durante algo más de 12 kilómetros apenas 12 horas después.


¡¡Anda ya!! ¡¡Si es que no se puede tener todo, hombre!!

... y es que, como dice mi suegra:

¡¡ No me fallas ni un palo !!

XXX Carreira Pedestre Camiño de Santiago




Hoy le tocó el turno a la siempre hermosa y añorada ciudad de Santiago de Compostela. Para mi siempre será Compostela a secas o, como decía un conocido oriúndo de allí "
un pueblo con catedral"... y es que mal que bien allí se conoce todo el mundo, como buena ciudad "de provincias".

La Carrera Pedestre Camiño de Santiago lleva 30 ediciones a sus espaldas gracias, entre otras cosas, a que el ambiente que en ella se respira es absolutamente inenarrable. Basta con ver las galerías de fotografías que ya publica el diario local (y organizador de la prueba) El Correo Gallego para apreciar la gran cantidad de participantes que en ella compiten... y la calidad de los keniatas que desde hace unos años se llevan el gato al agua, claro.


Planta del recorrido de la pedestre compostelana
(en algún punto el GPS perdió señal y en otros hizo cosas raras, de ahí la distancia equivocada)


Por lo que a mi respecta sólo comentaré que no estoy tan contento como el año pasado porque tuve malas sensaciones físicas durante buena parte del recorrido. Durante los primeros 6 kilómetros, y a pesar de hacer unos tiempos buenos(por debajo de los 4 minutos y medio el kilómetro), me notaba pesado de estómago. Luego, durante todo el séptimo sufrí un punto de flato que me impidió seguir con ese ritmo y ya me descuadró la carrera hasta los inicios del undécimo, situado en las últimas rampas de la famosa "cuesta de Vite" (nombre del barrio donde se sitúa).


Sufriendo en plena cuesta de Vite
(fotografía gentileza de nuestra compañera Flip)

A partir de ahí todo era bajar y la carrera toma una velocidad de vértigo, al cual procuré unirme, recuperando tiempos y haciendo los últimos 1500 metros a un ritmo inferior a los 3 minutos y cincuenta segundos el kilómetro.

El tiempo oficial rondará los 59 minutos y 11 segundos, si mal no recuerdo haber visto al pasar bajo el arco de meta, mientras que el año pasado, con una preparación y experiencia menor, hice 59 minutos y 24 segundos. El descontento proviene básicamente de la torpeza que cometí cenando ayer del modo en que lo hice (quizá lo cuente mañana)... y es que la gula es uno de mis pecados favoritos. Lo malo son las consecuencias.

Finalmente, os presento a algunos amigos y amigas del foro de Correrengalicia.org que posaron así de contentos unos 20 minutos antes de "entrar en materia". Algunos no consiguieron acabar la carrerar por diversos problemas físicos, otros mejoraron sus espectativas, y todos nos lo pasamos maravillosamente porque, entre otras cosas, los que nos relacionamos bien virtualmente, en la vida real solemos entendernos de un modo más que aceptable. Para que luego hablen de "un mundo irreal". Por cierto, no están todos los que son... ni muchísimo menos.



Foto de la Kedada de Correrengalicia.org
(foto gentileza de Flip)

Sobreviviré




Estos días hay una amiga que está triste. Su corazón en obras necesita algo de cariño, pero parece ser que no le llega. Como a mi no me gustaría estar en esa incómoda situación durante mucho tiempo supongo que a nadie la apetece estarlo, y por eso he pensado que una canción puede ayudar a sacarla del agujero.



Se trata de un clásico de la música disco pero, en vez de poner un vídeo al uso, he preferido poner una escena de película en donde ésta canción se muestra como nexo de conexión intercultural e interracial. Ignoro si es sólo una ficción o si una canción tan pegadiza como ésta puede realmente surtir el mismo efecto en una inmensa mayoría de sus oyentes. Por si sí o por si no, yo os recomiendo I will survive, de Gloria Gaynor en versión drag queen de la película The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert, de 1994.




Cartel de la película The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert
(obtenido del artículo que sobre la misma hay en Wikipedia)

Sobre la película sólo quisiera comentar que es una de mis películas favoritas para usar en esos momentos malos. Es tierna y lírica, es divertida pero no vulgar. Tiene un trio actoral de cabecera que se sale compuesto por un Terence Stamp muy contenido en un difícil papel, un Hugo Weaving cruel y ácido, y un Guy Pearce sorprendente. Además, el contraste entre la dureza del paisaje desértico de Australia y el colorido de las indumentarias drag queen de los protagonistas sorprende pero consigue su objetivo... de hecho ganó un Oscar al diseño de vestuario.


Sólo espero arrancar una sonrisa del rostro de mi amiga Belén, puesto que de ella estaba hablando y pensando desde el principio de este mensaje. Un bico muy gordo para ella.

Precioso entrenamiento nocturno


Esta noche salí a hacer el último "rodaje" largo antes de la carrera del próximo domingo, la Carrera Pedestre del Camino de Santiago, de 12.100 metros. Y para ello decidí hacer exactamente la misma distancia pero con la diferencia de hacerla por un recorrido absolutamente llano. El otro día algún forero comentó en Correrengalicia.org que ese tipo de entrenamiento-test debía hacerse en llano, pero con más antelación de la que acabo de hacerlo. El domingo veremos si me excedí con este entrenamiento.


Plano del recorrido... ya sabéis con qué lo obtuve ¿no?

En principio la idea era hacer la distancia pero sin forzar mucho la máquina. Básicamente se trataba de acumular kilómetros en las piernas para que se vayan acostumbrando a la distancia que han de recorrer el día de la prueba que se está preparando. Eso era, en teoría, lo que iba a hacer. En la práctica me encontré bien (al menos al principio) a ritmos en torno a los 5 minutos el kilómetro y decidí hacer la carrera lo más rápido posible. El problema que me encontré fue un viento racheado que suele hacer mucho daño. Me explico, junto con los ciclistas los atletas somos unos de los deportistas que más notamos la fuerza dirección del viento en nuestro rendimiento.

La noche estaba (y aún está) preciosa a pesar de que hoy amaneció con algo de lluvia (hace meses que no llueve en esta parte del mundo), la temperatura era de 16,5 grados, la luna casi llena iluminaba allí donde no alcanzaban las farolas, y el puerto y el mar que tanto me gustan lucían ligerísimas ondulaciones fruto de esa brisa que antes comenté.


Zona de O Berbés con una luna casi como la de hoy.
(Fotografía de Javier Albertos Benayas. www.vigoenfotos.com)


En la zona de los Jardines de Méndez Núñez los árboles de la zona de terrazas estaban iluminados, y la tranquilidad imperante me hizo alegrar aún más el paso. A lo largo de Orillamar me crucé con un corredor más y en el entorno de la Curva de San Gregorio con otro tipo de corredoras menos "deportivas" y más "festivas". Lucían ellas también sus muslos (yo uso mallas de licra para correr) amén de medias de encaje y faldas de charol. Por si la espera era larga cubrían su torso con cazadoras a juego con el resto de la indumentaria, y una tenía un MP3 con el volúmen tan algo que pude reconocer una de las canciones de moda.

Como no era plan pasar por mirón apreté un poco el paso y me planté en el relleno de Bouzas, donde me esperaba el Circo que estos días actúa en Vigo. Pasé al lado de unas carpas auxiliares amarillas y rojas, y no pude evitar respirar el aroma a fiera que impregnaba la zona. Un poco más adelante volví a encontrarme con mis viejos conocidos peludos y orejotas... cuatro conejos que tienen sus madrigueras en los taludes de la rampa de acceso al puente que une el relleno con la otra orilla de Puerto Piojo. Al llegar frente a una de las visiones más bonitas de la Ría de Vigo (y que prometo fotografiar alguna noche) el pulsómetro señaló el kilómetro 6 y di media vuelta.



Algo parecido a ésto fué lo que veía antes de dar la vuelta
(Fotografía de Javier Albertos Benayas. www.vigoenfotos.com)


Como el recorrido de retorno es el mismo que el de ida evitaré contar lo mismo pero en orden inverso. Sólo diré que acabé en una hora, un minuto y 44 segundos algo más de los 6100 metros previstos, lo cual hace una media de 5 minutos y 2 segundos el kilómetro. El domingo, y con el ambiente de carrera, tengo casi asegurado hacer menos de los 57 minutos que me he marcado como objetivo. Ya os contaré el lunes que viene cómo me fué la carrera.

Tres consejos nada más.



Hace más de veinte días una amiga blogger del otro lado del charco me invitó a participar en una especie de MEME consistente en dar tres consejos a otros blogger o aspirantes a ello, y prometí que en cuanto acabara con una de mis "series" le dedicaría una entrada a esto de ser blogueiro (como diría mi también ciberamiga Desperada).

Ante todo quisiera dejar claro que mi experiencia es muy limitada, de forma que no me considero el más adecuado para dar consejos. Además, hay tantas cosas sobre las que hablar en este mundillo de bitácoras que uno no sabe por dónde empezar. Yo, desde luego, no pienso leerme todos los demás posts que se hayan escrito dando tres consejos para evitar repetir argumentos. Eso que quede claro. Ahí van:

- Autenticidad: Si en la vida real es importantísimo ser uno mismo en cada momento, en un mundo en el que es tan sencillo fingir una pers
onalidad distinta a la que uno exhibe en su rutina diaria me parece fundamental ser honesto y auténtico. Ello no implica que tengamos que exhibir todas y cada una de nuestras virtudes (si se dice con frecuencia que los bloggers solemos mirarnos mucho el ombligo, ésta tendencia a la egolatría se acentúa sobre todo con la exaltación de las virtudes/habilidades que cada uno exhibe en su blog), pero tampoco es necesario que mostremos absolutamente todos nuestros defectos y flaquezas (en principio porque no suelen ser especialmente agradables pero, fundamentalmente, por cuestiones de seguridad). Un blog es un reflejo de nuestra identidad, pero no tiene porque ser un espejo que refleje absolutamente todo nuestro ser. En él mostramos ideas, creaciones, sentimientos, opiniones, habilidades, intenciones, defectos, sensaciones. Y todas estas muestras pueden ser, a su vez, reales o ficticias. Muy poca gente sabrá cuáles son reales y cuáles ficticias, pero conviene separar convenientemente las unas de las otras... suelen darse malentendidos y situaciones incómodas que, de otra forma, no sucederían. La vida estrictamente privada tiene que seguir siendo privada, y sólo lo que no nos importe o apetezca o interese exhibir deberá ser parte del blog. En este caso la realidad, para no variar, deberá superar a la ficción.


En un post sobre autenticidad del blog Metanoia encontré esta hermosa metáfora.


- Educación: Como véis, creo firmemente en el paralelismo entre la vida real y la virtual, así que en un medio como éste, donde la comunicación no es tan fluída como en el cara a cara, ni tan expresiva y, para colmo, puede dar lugar a malentendidos diversos, creo fundamental ser lo más educado posible en la relación con los lectores (en general) y con los lectores extranjeros (en particular). Ser educado no cuesta nada y facilita la relación interpersonal, hace más agradable la lectura de los blogs y fomenta las relaciones cordiales.

Bueno... siempre sale algún lector del prototipo "troll" que te pone de vuelta y media, pero creo que a la larga la mejor respuesta no es el insulto ni las descalificación, sino unas cuantas amables invitaciones a seguir el camino que llevaba antes de tropezar con nuestra bitácora. En más de una ocasión he tenido algún lector/a ofuscado con alguna de mis apreciaciones, pero (salvo una vez) siempre he intentado ser lo más amable posible (aunque no siempre fuera lo que más me apetecía en ese momento) con el/ella. La solución muchas veces no pasa por ahí y, entonces, es cuando se establece la moderación de comentarios e, incluso en ocasiones, los blogs restringidos a un círculo de amistades cibernéticas. Evidentemente no son las soluciones ideales ya que, como bien hizo notar el amigo Jovecovik en su despedida (a la que, por desgracia, ya no tenemos acceso) la libertad de expresión y de respuesta libre es precisamente una de las características que mejor define este mundo de los blogs.



La educación empieza en la familia

- Coherencia: íntimamente relacionada con las anteriores recomendaciones está la coherencia interna del blog. Si eres auténtico en tu blog y en tus opiniones lo que no debes hacer es cambiarlas para facilitar el número de lectores, para satisfacer a un troll o para evitar molestar a cualquiera que disienta de tus opiniones. Que seas educado/a no implica que tengas que dar la razón a todo el mundo. Disentir y razonar no son signos de mala educación, sino todo lo contrario. La democracia empieza por uno mismo y continúa por su casa. Extrapolando esta afirmación se puede inferir que un blog debe ser un lugar democrático, donde todos los que participen han de ser libres de opinar y disentir pero siendo respetados en todo momento, del primero al último pero, desde luego, empezando por el autor del mismo.



Viñeta de Álvaro publicada en La Kodorniz

En fin... habría cientos de consejos, pero me han dicho tres, y tres os regalo. Y recordad, un blog es una afición, no una obligación. Disfrutad de ellos mientras tengáis ganas y disfrutéis con ello. Cuando la pasión se acabe, mejor pasar la llave y el pestillo.

Como se supone que tengo que pasarle este MEME a tres personas que crea que pueden aportar algo nuevo o interesante, propongo a algunos de mis más asiduos y sesudos lectores: John, Belén y Mariano el Zurdo, que seguro que tienen unas opiniones de lo más variadito.

NO A LA VENTA INDISCRIMINADA DE ARMAS



Ayer me llegó el último boletín informativo de la O.N.G. Intermón-Oxfam, en el que ocupa un lugar destacado una campaña de recogida de firmas para solicitar al Congreso de los Diputados (español, evidentemente) que haga rectificaciones en el proyecto de ley que en el seno de la Comisión de Defensa de éste organismo se está a debatir y negociar entre los diversos grupos con representación parlamentaria.


La carta que Intermón-Oxfam me invita a firmar dice tal que así:

___________________________________

Sr./a. Portavoz de la Comisión de Defensa:

Le escribo en relación con el proyecto de ley sobre Comercio de Armas que se debatirá próximamente en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados. Quiero expresar mi preocupación por las exportaciones de armas españolas que siguen llegando a destinos donde hay serias denuncias de violaciones de los derechos humanos, hay un conflicto armado o países sumidos en la pobreza.

Para asegurar un mayor control de las exportaciones es necesario que la ley garantice una mayor transparencia de las exportaciones de armas españolas. Por ello le pido que:

  • vote a favor de una ley que permita saber qué se está vendiendo exactamente. El texto actual del proyecto de ley no permite saber con detalle el tipo de producto exportado o autorizado.
  • vote a favor de una ley que garantice controles rigurosos y estrictos que no permitan exportaciones a destinos equivocados.

La Comisión de Defensa tiene la oportunidad de aprobar una buena ley que regule de manera exigente y eficaz las exportaciones de armas españolas.

Espero que esta petición sea tenida en cuenta por usted y el Grupo Parlamentario que representa y actúe en consecuencia para evitar más muertes innecesarias a consecuencia del descontrol del comercio de armas.

____________________________

Además, han elaborado un video un tanto exagerado, pero que refleja el hecho irrefutable de que en muchos países se puede conseguir un arma como si de unas pastillas para el dolor de cabeza se tratara. Ahí os lo dejo:



La campaña no es nueva, pero no conviene olvidar que países en los que es fácil comprar armas poseen, no obstante, una legislación en la que sí se establece la publicidad de esa información que en la futura ley española pretenden ocultar. La noticia también ha sido reflejada en noticiarios, como por ejemplo en éste:




Si queremos seguir siendo un estado libre, democrático y que propugna como valores fundamentales de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político hemos de elaborar una ley que refleje el derecho a la información, a la verdad y a la honestidad; un país que rechace de plano cualquier tipo de violencia (tanto dentro como fuera de sus fronteras) y no fomente su desarrollo en otros puntos del planeta.

Si queréis saber más sobre esta O.N.G. o sobre ésta campaña en particular, en el título del post he puesto el link correspondiente... porque es más cómodo ¿no?

La familia crece



Hace unos cuantos post os contaba que ya soy abuelo. Aquel fue el primero de una maravillosa serie de nacimientos de minúsculos caracoles que se pasean a sus anchas por el bote en que los mantengo.



En el plazo de un mes me propongo liberar a estos pequeñines que por ahora juegan a salvo de depredadores y, desde ese día, correrán infinidad de peligros.



Mientras tanto, mis hijos disfrutan como enanos de todas y cada una de las ocasiones en que les dejo que los observen, los toquen, los cojan en sus manitas.


Ahora os pongo un v
ídeo recién grabado. El sonido no es muy bueno, pero las imágenes creo que son hermosísimas a pesar de que los caracoles no sean los animales más hermosos del mundo.





Las horas y el mar de Vigo



No soy yo nadie para cantar las ondas del mar de Vigo, pues ya en el límite que media entre el siglo XIII y el XIV el poeta Martin Codax dejó el listón poético bien alto. No obstante intentaré acompasar mi paso durante una día con el de quienes conmigo deseen descubrir parte de la orilla sur de la Ría de Vigo y sus diversas tonalidades, actividades, y sonidos.




Aún no ha amanecido sobre la Ría de Vigo, pero la actividad es frenética en el puerto pesquero donde, mientras los transportistas esperan hasta que toda la mercancía se aloje en su vehículo, los marineros descargan, y diversos personajes manipulan, transportan, estiban, subastan y compran la pesca recién llegada del fondo marino.



Al cabo de unas pocas horas algunos rayos de sol iluminan suavemente los perfiles rocosos de las Islas Cíes que protegen la Ría de la violencia del Océano Atlántico y las escasas nubes que al cielo asoman.



Otra visión más trágica de la mañana nos hace pensar en lo pequeños y frágiles que somos ante la inmensa naturaleza desatada. Por suerte no llueve aún.



Una estampa habitual de las mañanas en Vigo es asomarse al mar y descubrir que uno de estos gigantes transoceánicos en los que ansiamos viajar se ha posado en las orillas de nuestro puerto. Al cabo de un rato decenas de turístas seguirán el ritual que se les ha asignado. Consultarán un plano con cara de besugo mareado, ascenderán cansinos en busca de la imagen espectacular del puerto que han tocado y, con suerte, degustarán alguno de los platos típicos de la región.



De tarde en la parte del muelle del Arenal, de la estación de mercancías de Guixar y del muelle transversal, la actividad más común es el trasvase de los más diversos productos (chatarra, futura chatarra con ruedas, enormes bloques de piedra, cemento, productos químicos, etc.)



La misma zona, poco más tarde, nos muestra de nuevo las maravillas de la naturaleza. A pesar de la abrupta irrupción en el perfil costero de las enormes grúas, la imagen resulta acogedora.

Y en poco más de una hora saldrá Banderas a trotar a orillas de un mar que adora, aunque no haya fotografías que constanten tal circunstancia.

Nota: en el título del post hay un link con la página web de la Autoridad Portuaria de Vigo.

Correr y andar... esta vez en Vigo


Ayer se celebró la primera, y espero que no última, edición de la Carrera Popular "Correr e Andar" Memorial Antonio Nieto Figueroa "Leri". Y yo, como no, me tomé esta carrera en principio como un rodaje largo y, en segundo lugar como un test de cara a la Carrera Pedestre do Camiño de Santiago del próximo día 28, para compartir con tres amigos del foro de CorrerenGalicia.org que andan medio lesionados, el colega Agüita (y su ya pertinaz piramidal), Maese Charly (y sus no sé qué) y el superlativo Callejón (y a su cintilla iliotibial, también llamado músculo tensor de la fascia lata... y no veas la lata que da). Bueno, yo tampoco estaba al 100% (por culpa de un catarro que llevo a medias durante toda a semana y que hace que ahora mismo esté tosiendo). Aún así disfruté muchísimo de la carrera porque el recorrido no es excesivamente duro... ya había pronosticado que sería bastante rápido y así fue.

Cartel anunciador de la carrera

Salimos todos juntos a un ritmo en torno a los 5'/km. hasta la Plaza de América. A partir de ahí nos separamos de Callejón (madrileño casado con gallega que, en cuanto puede, se viene a buscar provisiones a casa de los suegros y aprovecha para saludar a sus amigos corredores gallegos, que no son pocos) que se mantuvo a una distancia de unos 50 metros por detrás nuestro hasta llegar a la Puerta del Sol.

El trío (Charly, Banderas, Agüita) aguantó unido, a ritmos de entre 4'40'' y 4' 50'' el kilómetro, hasta la mitad de la Avenida de la Florida, donde Agüita y yo tiramos fuerte, sobre los 4' pelados, hasta llegar a la entrada a las pistas de atletismo de Balaídos.
Yo ya iba justo de fuelle, y cuando tuve que hacer el giro para entrar en las pistas me vine abajo (había apretado antes de tiempo porque contaba que acabaríamos en la misma línea de salida) de modo que los 300 metros finales se me hicieron eternos e, con la ayuda de mi compañero, conseguí llegar levemente recuperado. A modo de agradecimiento llegamos juntos al estilo impuesto por el mítico Bytheface (o sea, cogiditos - acá se usa "coger" en lugar de "sujetar" o "agarrar" o "asir"- de la mano, como dos buenos amigos... en el foro de CorrerenGalicia.org es casi una tradición).

Como sé que me lee, aunque permanezca mudito en el anonimato, desde aquí quisiera darle un enorme GRACIAS
a ese hombre que esperó durante 300 metros a que me recuperara del bajón anímico y físico de ese momento.


Recorrido de la carrera celebrada ayer en Vigo

(obtenido con un pulsómetro Garmin Forerunner 305
con GPS y el software SportTracks)

En resumen: buena mañana para correr, tanto deportiva como climáticamente hablando. Bonito detalle el de los ganadores (también agarrados de la mano) entregándole el trofeo (no había premios en metálico) a la hija del homenajeado ex-concejal del Ayuntamiento de Vigo Antonio Nieto Figueroa "Leri". Buena organización. Buen reparto de bebidas y camiseta conmemorativa.

El sorteo final entre todos los asistentes se demoró demasiado, pero los premios fueron muy buenos (incluido un "cambio de aceite" para el colega Charly, aunque realmente le tocó a su hija pequeña y superforera Clara quien, por cierto, hizo una brillante carrera para su edad, muestra de pundonor y saber estar hasta el final).

Pésima actuación de la Policía Local, que debía tener prisa por pasar por "caja" a cobrar alguna "disponibilidad" (es un acuerdo económico por el que una serie de policías se avienen, de forma voluntaria, a hacer algunos días de más al año a cambio de una cuantía económica a sumar a su sueldo normal) ya que en cuanto pasamos los de 4'45-4'50'' el km. empezaron a dejar pasar coches, autobuses... a mandar a la gente a las aceras y hacer parar a los que hacían la prueba andando por los semáforos, como si ellos no fueran parte de la carrera. Señores... la prueba se llamaba Carreira Popular "Correr e andar" y si la gente que participa lo hace andando, digo yo que habrá que darle un trato similar al de los que participan en la misma corriendo ¿no?

Desde este foro critiqué la semana pasada que la Policía Local de Marín había dejado pasar automóviles entre los corredores. Pues esta semana le toca a la Policía Local de Vigo la reprimenda... esto no se puede consentir. Si no se garantiza la seguridad de los participantes no autoricen una carrera-marcha... o háganlo por lugares donde molesten menos a la circulación que, en cualquier caso, un domingo entre 10 y 12 de la mañana tampoco es tan grande. E incluso dudo mucho que esos conductores tuviesen tanta prisa. Pues eso, a la Policía Local de Vigo un cero patatero... y es mucho. Ya se les lució el pelo bastante en un triatlon hace cosa de un mes y ya veo que no han escarmentado de las críticas que en su momento se vertieron.

Por cierto, a la compañera Morangui (en el mundo blogger Viguetana) la estuvimos buscando tanto antes como, sobre todo, después de la carrera pero como hacía el buen día que hizo deduje acertadamente que estaría trotando por esos montes de dios, que son lo suyo. No pasa nada. Estuvimos todos muy bien sin ti... ¡Je! ¡Je! ¡Je!

Me olvidaba del importantísimo Tercer Tiempo. Nos quedamos juntos a tomar unas isotónicas de lúpulo finalmente Callejón, Agüita y señora, y el menda... y señora. Nos reímos mucho, bebimos lo justo para que no nos pudieran poner una multa gorda (una jarrita de esas que Viguetana se bajó en Berlín) y descubrí que detrás de cada corredor, además, se oculta un misterio. El de Callejón, además de agradable y enorme, se ocultaba detrás de una frase como "Usted no sabe con quien está hablando"... y de un avatar tal que el que viene a continuación.



Se ruega que si alguien es capaz de identificar al sujeto en cuestión me lo haga saber. Bromas aparte, se trata de un legionario romano ejercitándo su habilidad en algún tipo de aparato/máquina de entrenamiento con cuyo nombre no logré quedarme. Del resto de la conversación aún aletean palabras en latin por mi oídos...¡ Ja! ¡Ja! ¡Ja! Estoy absoluta y agradablemente sorprendido de este "encuentro"... un placer inmenso espero que compartido.

El parque del monte del Castro



Prometí hacerlo y voy a hacerlo. En Vigo no abundan los parques urbanos, y sí los automóviles con locos tras el volante, pero prefiero hablar de los primeros. Me resulta más relajante... sobre todo un día como hoy en el que mi mejor "gesto" de españolidad ha sido no trabajar y cantar una versión infantil del himno nacional en el post más visto (a día de hoy) en el blog de Vitruvia.

El Castro se asienta en una de las dos colinas fundamentales del núcleo urbano de Vigo. En su cima se mantienen intactos los restos de una fortaleza del siglo XVII (creo) y en su ladera occidental los restos recuperados de uno de los asentamientos prehistóricos de Vigo (un castro muy romanizado en el que he tenido el placer de haber excavado)... de ahí el nombre del monte, evidentemente.




Se hace agradable pasear por los caminos bordeados de castaños de indias y hortensias. Es un placer detenerse de vez en cuando a admirar las vistas que desde algunas atalayas se pueden ver, pero como esta entrada se la dedico al parque no voy a poner nada que no sea él mismo.

Las puestas de sol en Vigo son, con demasiada frecuencia, impresionantemente bellas. Y digo "con demasiada frecuencia" porque estoy convencido de que para los que las vivimos han dejado en buena medida de llamarnos la atención... y es una pena que no valoremos suficientemente el hecho de disfrutar día sí, día también, de uno de los más hermosos espectáculos que la naturaleza puede ofrecer al ser humano.




La vegetación es variada, y combina especies autóctonas (las menos) con variedad de especies de origen mediterráneo, sudamericano, asiático. En cualquier caso domina el panorama la presencia de pinos de gran porte, plátanos de sombra y castaños de indias.



Para los que podemos trepar sus cuestas es una maravilla pasear por los senderos que lo recorren arriba y abajo, sus praderas de verde hierba... y tomar algo calentito en las dos cafeterías que en él se asientan las tardes de domingo (sobre todo entre el otoño y el final de la primavera).

Por eso el principal problema de este parque es que, al estar en una importante colina, está plagado de cuestas, escaleras, rampas... desniveles que dificultan su disfrute a personas cuya movilidad se halle reducida.



Es una isla de relativa tranquilidad en medio de una urbe ajetreada que duerme lo justo para irse a trabajar al día siguiente muy temprano al astillero, a la factoría, a la cantera, al puerto, a las oficinas y sucursales bancarias...

Para los niños es uno de los pocos sitios de la ciudad donde poder practicar el patinaje sin temor a ser atropellados, el ciclismo en un circuito que imita las calles de una ciudad con señales de tráfico y semáforos (para ver si aprenden a hacerles más caso del que sus mayores le hacen), y para los jóvenes un lugar donde encontrarse y aprender a sacar partido del tiempo libre sin tener que ingerir substancias nocivas gracias a un programa que ha reaprovechado unas viejas instalaciones municipales abandonadas.




Es un lugar donde los más pequeños cuentan con dos zonas donde desfogar sus cuerpos siempre dispuestos a la carrera, al salto, al juego... donde rebozarse en arena como si de croquetas se tratara...




Es un balcón al Océano Atlántico que nos trae ecos de otros mundos que están en éste, que nos llevó a "las américas" cuando tuvimos que emigrar, que nos trajo a los piratas berberiscos cuando ellos dominaban el arte de la guerra y la rapiña, a los ingleses persiguiendo la escuadra de indias que se refugió en la ensenada de Rande... a los turistas de todo el mundo que casi a diario recalan en nuestro puerto.

Castrelos empezando el otoño



Este domingo por la tarde salí con la familia a pasear un rato por uno de los dos grandes parques urbanos de Vigo: el Parque de Castrelos, tambien llamado Parque Quiñones de León.



Se trata de la finca que rodeaba el Pazo Quiñones de León, cuya historia resumida podréis ver aquí, donado a la ciudad por sus últimos propietarios el 12 de diciembre de 1924 con la condición de instalar en el pazo un museo y en los jardines un parque público.



El objetivo de esa tarde era disfrutar de este otoño que se niega a enfriar el ambiente y nos trae atardeceres de luz ambarina ideales para fotografiar... y fui recompensado con creces.


Castrelos tiene cinco zonas perfectamente delimitadas: el pazo con su jardín histórico, la zona de bosque en la que los corredores solemos entrenar, la zona de parque infantil, el auditorio al aire libre y la zona de paseo con su pequeño lago artificial.


Este post está dedicado a la zona del pequeño lago artificial, con su cascada, su estanque de la rana, sus diversas especies vegetales, sus patos y cisnes, sus relajantes paseos y, sobre todo, esa luz que todo lo ilumina con suavidad y calidez.



En su día esta zona fue muy criticada desde todos los sectores de la ciudad. El lago recibío un sobrenombre ridículo que se perpetuará por los siglos de los siglos. La fuente luminosa con su juego de música y color se utilizó bastante durante unos años, pero luego el lago llegó a convertirse en un hediondo lodazal.

Con el paso de diversos políticos se cuidó más o menos una de las, en mi opinión, zonas más agradables de Vigo para pasear. Es triste que un remanso de paz dependa de criterios partidistas y de la desidia de personajillos que se suben al carro de la política para satisfacer intereses personales de dudosa legalidad y/o integridad moral.


Por suerte, en la actualidad todo el recinto cuenta con la protección que la Xunta de Galicia otorga a los jardines históricos, a los que considera parte del patrimonio cultural de la comunidad autónoma, y eso garantiza que se ejerza cierto control por parte de una administración sobre la otra, de modo que se garantice un adecuando mantenimiento del mismo. De algo tenía que servir mantener varias administraciones públicas ¿no?


XII Media Maratón de Pontevedra


Pues sí. Ayer corrí la cuarta media maratón de este año 2007 (quinta de mi vida) y lo hice batiendo mi mejor marca por más de dos minutos de diferencia aunque, claro, el recorrido ayudaba mucho, y el día fue perfecto para la práctica del atletismo de fondo.

En el plano que adjunto (y que podéis abrir en otra pestaña a tamaño natural... o sea, gigante) se ve perfectamente el lugar de salida de la carrera, el estadio de la llegada, y el recorrido paralelo al río Lérez primero y luego a la orilla izquierda de la Ría de Pontevedra hasta Marín, donde la carrera daba la vuelta.

El menda sufriendo como un condenado en la Media Maratón de Coya
5 de mayo de 2007 (estábamos en plena campaña electoral ¿se nota?)

Como sensaciones durante la carrera destaco principalmente la buena compañía que me llevó hasta el kilómetro 17 a un ritmo casi constante y un poquito por debajo de los 5 minutos el kilómetro (12 kms./hora para los no entendidos), la temperatura agradable, el sol que no hizo aparición hasta después de la llegada, y el viento que no cortó nuestras alas (es uno de los más temibles enemigos a batir... sobre todo cuando corres por zonas tan despejadas como ésta) permitiendo que, quien más quien menos, mejorara algún minuto su mejor marca personal de la distancia.


Planta del recorrido completo de la Media Maratón de Pontevedra

Mi experiencia en el mundillo del atletismo popular es más bien corta y, al contrario que mi amiga Viguetana, yo dejé de hacer deporte regularmente a los 18 años y no he vuelto hasta los 24. Luego hice algo de pesas, musculación y gimnasia de mantenimiento durante 5 años para dejarlo después entre los 29 y los 36, con lo cual no comparto con ella un espectacular fondo físico... a lo que he de añadir mi larga etapa de fumador (de los 18 en adelante).

Comencé en esto de correr por prescripción facultativa. Pesaba 85 kgs. (para una talla de 173 cms.) y fumaba unos 5 cigarrillos al día. El colesterol y los triglicéridos campaban a sus anchas por mi cuerpo serrano y un buen día me pusieron a dieta. Como la dieta no resultó suficiente me incluyeron en la misma una hora diaria de ejercicio suave... y empecé trotando, pero me animé y poco a poco comencé a correr (bajando en este caso de la hora de duración, evidentemente). Al cabo de tres meses ya tenía a ralla al colesterol y a los triglicéridos los había dejado K.O. literalmente. Desde entonces pertenezco al club de los "pasteleros" que corren a ritmos por encima de los 5 minutos el kilómetro.


Perfil de la Media Maratón de Pontevedra...
primero gran bajada
y luego prácticamente llano

Sólo en carreras puntuales he conseguido bajar de ese ritmo, y hasta ahora en ninguna media maratón (5 min. 26 seg. en la primera, 5 min. 7 seg. en la segunda, 5 min. 13 seg. en la tercera). Ayer sí conseguí mantener una velocidad media elevada durante muchos kilómetros, de modo que logré una media de 4 minutos 56 segu
ndos. De hecho sólo en el km. 15 hice una media superior a los famosos 5 minutos /km. y eso significa que hice una carrera muy regular. Por ello quisiera desde aquí agradecer infinito la buena compañía que me brindó un compañero "maño" del foro CorrerenGalicia.org, el señor "Barrachina", todo un caballero dentro y fuera de la pista.

Este era yo ayer mismo pasando por Marín acompañado
de mi compañero "Barrachina" de CorrerenGalicia.org
(al fondo la entrada a la Escuela Naval Militar)
Fotógrafo: Ramiro Álvarez Nores "Aguita"

Por último comentar que la organización de la carrera se esforzó en que todo saliera bien, y se notó, pero no así la policía local de Marín, que dejó que durante el paso de los corredores por su población tuviéramos que apartarnos para dejar pasar coches, con el riesgo que esa circulación conlleva. Más pitidos tuvieron que soportar los "municipales" de Pontevedra pero bloquearon perfectamente el tráfico. Por cierto, el comportamiento "musical" de los impacientes automovilistas es digno de mención, ya que lograron armonizar el gorjeo de sus cláxones con los mp3 de los atletas populares y el ritmo acompasado de los corazones y piernas de corredoras y corredores medio exhaustos. ¡¡Cuánto me acordé ayer de Desperada y sus fobia hacia determinados comportamientos de los automovilistas de nuestra región!!

Fuentes:

Fotografía:

* www.fotosvas.com (Banco de imagen fotografía deportiva de Jesús Nieto)
Vasnip S.L.



Perfil y planta de carrera:

* Garmin Forerunner 305 con el software de Sport Tracks

El otoño y la vida



Estos días se han dado una serie de casualidades que han hecho que piense más de lo normal en la brevedad de la vida. De hecho no suelo pensar en la vida (ni en la muerte) a pesar de haber trabajado durante cinco años como sepulturero... enterrador en definitiva.


Hace cuatro días un compañero del trabajo me comentó que el marido de otra compañera de oficina durante los últimos nueve años estaba muy grave en el hospital, y que contaban con que no habrían de pasar muchos días hasta que muriese. El tono con el que me lo comentó hizo que diera a esa información la validez de una certeza.

Ayer por la tarde una llamada de otra compañera me comunicó que lo que yo había asumido como inevitable se acababa de producir. Ese hombre llevaba luchando contra la inexorable muerte sólo 34 días en un hospital... y ganó ella. Pero es que cuando toca, toca. Era jóven para irse, o eso me parece a mi. Yo soy de los que cree que poco más de 50 años no es una edad bonita para irse al otro barrio... y menos por una enfermedad, pero la vida es así.

Hoy por la mañana mientras me duchaba y me afeitaba tenía la radio puesta, y en ella Angels Barceló y un contertulio hablaban sobre las posibles consecuencias de una hipotética inmortalidad del ser humano. La conclusión a la que llegué (fruto de sus reflexiones) fué que ni la mente humana ni ésta sociedad están preparadas para asumir semejante carga. La consecuencia de todo ello es,a mi parecer, que la muerte es un mal menor para la prolongación vital del resto de la especie... una especie de aliviadero que impide que la pila desborde y provoque una inundación.

Luego, mientras me desplazaba a Pontevedra en automóvil a recoger el dorsal con el que mañana correré su media maratón, elegí un disco para escuchar, y apareció esta canción con la que os dejo (en video y con su letra original y traducida). Es una reflexión desde el otoño de la vida sobre una bien aprovechada.

El lema que rige mi vida no podría venir más a cuento:

"Vive cada momento como si fuera a ser el último,
pero procurando no dañar a nadie por el camino"




It Was A Very Good Year

When I was seventeen
It was a very good year
It was a very good year
For small town girls
And soft summer nights
We'd hide from the lights
On the village green
When I was seventeen

When I was twenty-one
It was a very good year
It was a very good year
For city girls
Who lived up the stair
With all that perfumed hair
And it came undone
When I was twenty-one

When I was thirty-five
It was a very good year
It was a very good year
For blue-blooded girls
Of independent means
We'd ride in limousines
Their chauffeurs would drive
When I was thirty-five

But now the days are short
I'm in the autumn of the year
And now I think of my life
As vintage wine
From fine old kegs
From the brim to the dregs
It poured sweet and clear

It was a very good year...

Fue un muy buen año

Cuando tenía diecisiete
Fue un muy buen año.
Fue un muy buen año
Para chicas pueblerinas
Y agradables noches de verano.
Escapábamos de las luces
Hacia los parques del pueblo.
Cuando tenía diecisiete ...

Cuando tenía veintiuno
Fue un muy buen año.
Fue un muy buen año
Para chicas de ciudad
Que vivían en apartamentos.
Con el cabello perfumado
Que dejaban suelto.
Cuando tenía veintiuno ...

Cuando tenía treinta y cinco
Fue un muy buen año.
Fue un muy buen año
Para chicas de sangre azul.
Viviendo de sus rentas,
Andábamos en limusinas,
Conducidas por sus chóferes.
Cuando tenía treinta y cinco ...

Pero ahora los días se acortan,
Estoy en el otoño de la vida.
Y ahora pienso en mi vida
Como un vino de vendimia que
De un viejo y fino tonel
Que desde el borde hasta la base
Vertía claro y suave.

Fue un muy buen año ...

Fuentes:
* Video: Uvouch.com
* Letras: Ompersonal.com

Vigo desde Beade II



Pues como bien decía en el último post, es un lujazo tener una ciudad que aúna en unos pocos kilómetros:

- Una costa bañada por un mar lo suficientemente tranquilo como para poder nadar sin tomar precauciones y navegar por sus aguas.

- Un casco urbano con sus más y sus menos (sobre todo ahora que el urbanismo vigués está tan de moda)

- Una zona vieja absolutamente degradada pero, creo, en el buen camino para su recuperación.

- Algunas zonas verdes (no muchas) donde pasear y practicar deporte

- Un conjunto de parroquias rurales en las que no es raro encontrarse casas con sus gallineros, sus cochiqueras o incluso sus cuadras con terneros... por no hablar de los huertos que te puedes encontrar a un paso del último y más grande centro comercial.

- Una serie de montañas por las que hacer trekking( o BTT) merendar en sus diversos parques forestales y, de paso, hacer rutas por un sendero panorámico que rodea toda la ciudad y que une los parques comentados.

- Incluso, y sin forzar demasiado la cosa, se puede hacer escalada en la Serra do Galiñeiro, porque crestas rocosas tiene unas cuantas.

Lo dicho. Pensándolo friamente he llegado a la conclusión de que la materia prima de mi ciudad es una maravilla. El problema es la gente que la habita (con su egoísmo, su falta de civismo, su agresividad conduciendo) y de los políticos que, se supone, representan a esa población (ineficaces, caciquiles, partidistas, malos gestores, interesados, chapuceros, deshonestos... son adjetivos que, con el corazón en la mano, cualquier vigués mínimamente razonable les asignaría).

Cambiando de tema. Ahí os dejo un par de videos de esa misma maravillosa tarde de equinoccio de otoño (en el Sur equinoccio de primavera) ... y una puesta de sol que ya quisieran para si muchos lugares del mundo.



Un caballo relincha y los niños/as se echan a correr entre gritos de emoción / pánico / alegría



Siguen el recorrido de los caballos desde un alto y, eso sí, desde la "barrera" (y panorámica de la Ría de Vigo)



Sin palabras (al fondo las Islas Cíes) desde una curva del camino de regreso a casa
21 de septiembre de 2007 a las 20 horas 15 minutos

Vigo en contraste natural


Hace una semana aproximadamente un compañero de clase de mi hijo mayor estuvo de cumpleaños, y sus padres organizaron una fiesta en el bar del Parque Forestal de Beade (una de las parroquias más grandes de Vigo, y de carácter marcadamente rural).


Un ejemplar que nos vigiló algún tiempo.

No era la primera vez que subía hasta allí, pero sí la primera en que me coincidió compartir mesa y mantel con una de esas manadas de caballos semi-salvajes tan típicas de Galicia. No somos de Kentucky, pero tenemos nuestros propios caballos. Hacemos nuestros "curros" o "rapa das bestas" (vendrían a ser una especie de rodeos, y la más famosa es la que os dejo en el link) donde los dueños marcan a las crías nacidas en la primavera, desparasitan a todos los animales y les cortan las crines (la melena, para entendernos)... que es básicamente el único provecho que se obtiene de estos animales.


Parte de la manada, incluídos dos potros de este año

Vigo es así. Por un lado es una ciudad moderna, relativamente cosmopolita y muy industrial, y por otro tiene uno de los "rurales" más amplios de Galicia. Paseando por el CUVI (así es como llamamos cariñosamente a nuestro campus universitario, antiguamente Colegio Universitario de VIgo) que está en esta misma parroquia, o en su límite con la de Zamanes, es fácil encontrarse con esta misma manada de caballos, ya que el hombre ha construído donde ellos realizaban parte de sus rutas. El lugar donde se instaló el CUVI se llama Lagoas-Marcosende. El topónimo Lagoas hace referencia a diversos lagos naturales y brañas donde los caballos llevan bebiendo desde el pleistoceno.


Para contrastes el de esta fotografía.

Ahí están ellos, trepando por las colinas, con el marco de la ciudad y un trocito de mar al fondo, mientras abajo la actividad frenética ignora este otro ritmo natural, el ritmo de la vida. Ahí queda la reflexión, y el contraste.

Por cierto, los niños y niñas se lo pasaron de miedo con la manada de caballos... y yo con ellos haciendo de padre que controla de "bichos"... la verdad es que lo tenía facilísimo.