El otoño y la vida



Estos días se han dado una serie de casualidades que han hecho que piense más de lo normal en la brevedad de la vida. De hecho no suelo pensar en la vida (ni en la muerte) a pesar de haber trabajado durante cinco años como sepulturero... enterrador en definitiva.


Hace cuatro días un compañero del trabajo me comentó que el marido de otra compañera de oficina durante los últimos nueve años estaba muy grave en el hospital, y que contaban con que no habrían de pasar muchos días hasta que muriese. El tono con el que me lo comentó hizo que diera a esa información la validez de una certeza.

Ayer por la tarde una llamada de otra compañera me comunicó que lo que yo había asumido como inevitable se acababa de producir. Ese hombre llevaba luchando contra la inexorable muerte sólo 34 días en un hospital... y ganó ella. Pero es que cuando toca, toca. Era jóven para irse, o eso me parece a mi. Yo soy de los que cree que poco más de 50 años no es una edad bonita para irse al otro barrio... y menos por una enfermedad, pero la vida es así.

Hoy por la mañana mientras me duchaba y me afeitaba tenía la radio puesta, y en ella Angels Barceló y un contertulio hablaban sobre las posibles consecuencias de una hipotética inmortalidad del ser humano. La conclusión a la que llegué (fruto de sus reflexiones) fué que ni la mente humana ni ésta sociedad están preparadas para asumir semejante carga. La consecuencia de todo ello es,a mi parecer, que la muerte es un mal menor para la prolongación vital del resto de la especie... una especie de aliviadero que impide que la pila desborde y provoque una inundación.

Luego, mientras me desplazaba a Pontevedra en automóvil a recoger el dorsal con el que mañana correré su media maratón, elegí un disco para escuchar, y apareció esta canción con la que os dejo (en video y con su letra original y traducida). Es una reflexión desde el otoño de la vida sobre una bien aprovechada.

El lema que rige mi vida no podría venir más a cuento:

"Vive cada momento como si fuera a ser el último,
pero procurando no dañar a nadie por el camino"




It Was A Very Good Year

When I was seventeen
It was a very good year
It was a very good year
For small town girls
And soft summer nights
We'd hide from the lights
On the village green
When I was seventeen

When I was twenty-one
It was a very good year
It was a very good year
For city girls
Who lived up the stair
With all that perfumed hair
And it came undone
When I was twenty-one

When I was thirty-five
It was a very good year
It was a very good year
For blue-blooded girls
Of independent means
We'd ride in limousines
Their chauffeurs would drive
When I was thirty-five

But now the days are short
I'm in the autumn of the year
And now I think of my life
As vintage wine
From fine old kegs
From the brim to the dregs
It poured sweet and clear

It was a very good year...

Fue un muy buen año

Cuando tenía diecisiete
Fue un muy buen año.
Fue un muy buen año
Para chicas pueblerinas
Y agradables noches de verano.
Escapábamos de las luces
Hacia los parques del pueblo.
Cuando tenía diecisiete ...

Cuando tenía veintiuno
Fue un muy buen año.
Fue un muy buen año
Para chicas de ciudad
Que vivían en apartamentos.
Con el cabello perfumado
Que dejaban suelto.
Cuando tenía veintiuno ...

Cuando tenía treinta y cinco
Fue un muy buen año.
Fue un muy buen año
Para chicas de sangre azul.
Viviendo de sus rentas,
Andábamos en limusinas,
Conducidas por sus chóferes.
Cuando tenía treinta y cinco ...

Pero ahora los días se acortan,
Estoy en el otoño de la vida.
Y ahora pienso en mi vida
Como un vino de vendimia que
De un viejo y fino tonel
Que desde el borde hasta la base
Vertía claro y suave.

Fue un muy buen año ...

Fuentes:
* Video: Uvouch.com
* Letras: Ompersonal.com

17 comentarios:

Viguetana dijo...

Es una buena filosofía de vida.
:-)
Yo sí pienso en la vida y la muerte con mayor frecuencia que la mayoría de la gente que nos rodea (creo). Pero lo hago precisamente con ese fin que tú tan bien expones. El de ser siempre muy consciente de lo que tengo en cada momento.

Que usted lo corra bien mañana.
Esta vez me toca a mí darte ánimos desde el "dolce far niente", jijiji!

Bicos

banderas dijo...

¡¡Grazie tante, signorina!!

Ya os pondré la crónica de una Media Maratón muy deseada. Espero que el día acompañe... para ver si rebajo mi mejor marca.

¡¡Hasta mañana!!

Petonets

Eifonso Lagares dijo...

Carpe Diem

Saludos

Belén dijo...

La muerte es lo único que tenemos seguro querido amigo! lo malo (o lo bueno) es que nunca hablamos de ello, por eso nos produce escalofríos tan solo estar mas o menos cerca de ella....

Yo creo que deberíamos morir... para dejar paso a los siguientes, yo al menos pienso morir, vamos...

Besosssss

John dijo...

La inmortalidad sería sinónimo de esclavitud y de miseria. ¿Te imaginas cómo tendrías que vivir si tú tuvieras treinta y pico años y tu jefe 2000 o 3000? ¿Te imaginas el poder que tendrían los más antiguos? ¿Te imaginas lo que supondría saber que un dictador no va a morir nunca?

Raquel dijo...

Siempre pienso en la vida, su inmediatez. La vivo celebrando casi cada día. La muerte es parte de ella. Lo sé. Es la ausencia que trae la muerte lo que duele. Este año he perdido a dos personas muy queridas. Siento cómo su vivir definía algunas coordenadas del mío. Las ausencias tranforman pero siento que la vida es tan fuerte e intensa que sigue creciendo dentro de ti para llenar esas ausencias o, símplemente, hacerte saber que están ahí y que son ciertas, que no contradicen.
Un abrazo

Mariano dijo...

Te recomiendo leer si no lo has hecho "Las intermitencias de la muerte" de Saramago. He leído críticas que hablan de su poca calidad frente a las novelas que le anteceden, pero yo no soy de esa opinión. Saramago hace una reflexión acerca de una posible dejación de sus funciones de la muerte.
Como Viguetana, yo pienso mucho acerca de la vida y de la muerte.
Ya no te deseo suerte para la media maratón porque ya la habrás corrido, pero espero con ansias la crónica.
Con tanta carrerita me vais a matar de cansancio...

banderas dijo...

Eifonso sí, pero con matizaciones (hoy en día las considero pertinentes dada la falta de una auténtica ética personal).

John pues sí. Donde yo trabajo hay un clan (los de la Casa Vieja) que hacen piña en determinados asuntos... algo así como los de "la vieja escuela" y es horroroso. Del resto, mejor ni pensarlo...¡¡qué horror!! ¡¡Calla, calla!!

Belén yo no le tengo ni miedo ni nada a la muerte. Ha sido mi compañera de trabajo y lo llevé bien, con mucha naturalidad, vamos.

Por algo decían aquello de "No hay nada tan inexorable como la muerte y hacienda"... o algo así ¿no?

Raquel hoy tengo el día de refranes y frases hechas: "Lo que no te mata te hace más fuerte" ¿no? La vida es un fluir... y debe continuar y lo hará, se muera quien se muera... y hagamos nosotros lo que hagamos.

Mariano tomo nota de las intermitencias esas... creo que Angels Barceló o su contertulio citaba ese libro en la radio, algo así como que el día uno de enero la muerte deja de hacer su trabajo y se monta el lío padre ¿no?

... no te canses, que si nos sigues aún te queda mucho. Yo, el domingo que viene, una cortita por Vigo (sólo 11 kms.¿vale?)

Por cierto, Vitruvia podría anotarse a hacerla andando... en cierto Centro Comercial de cuyo nombre no querrá acordarse se puede anotar en la segunda planta (deportes)

Bicos

MonikaMDQ dijo...

Lo primero, siento lo del marido de tu compañera.

Ahora, lo malo que tiene la vida es la muerte. Algunos no piensan asi pero es mi sentir.

Y no se si hay que temerle o no, pero al menos sé que hay que tenerle respeto. De hecho yo la respeto, asi de lejitos porque no me agrada pensar que me visitará. No señor, y no me gusta ni hablar del tema y ahora estoy escribiendo esto? jo, no señor...

ya mismo me voy a ver el video que pusiste y me dejo de pensar en "ella" que luego sino tengo pesadillas y dormida me desquito con el pobre de mi marido que se recibe las patadas! jajaja

Gracias por el video y por la reflexión tambien, no viene mal pensar en ya sabés que de vez en cuando...FIN no pienso mas jaja

vitruvia dijo...

¡¡Oido cocina!!, jajajajajajaj.
Perdóname que no reflexione sobre la muerte ni nada de lo muy interesante que ha generado esta entrada, pero es que a mi si me pones a Robbie ya no pienso en ná de ná. Ainsss!!
Un bico rei. Intentarei estar, pero veremos se podo.

John dijo...

Joer, Banderas, ¿citas a Nietzsche?

banderas dijo...

Monika si no quieres hablar de algo no hables. No pasa nada por no hacerlo, pero entiende que por no hablar de ello no evitarás que aparezca y suceda. Aquí no vale lo de "ojos que no ven corazón que no siente". Bicos ; )

Vitruvia no hay compromiso ¿vale?... es por si te animas, simplemente. Me alegra que te guste Mr. Robbie Williams... a mi no es que me "ponga", pero he de reconocer que el cabrón tiene una voz de campeonato... y sabe usarla, sí señor.

John, pues no sé. Si te refieres a lo de Hacienda y la muerte, es una frase que decía Brad Pitt en "¿Conoces a Joe Black?", pero ignoro el orígen de ese dicho... ¿o era la de lo que no te mata...? Ignoro el autor, pero en este caso puede ser aplicable.

Por cierto ¿qué tiene de malo Nietzsche aparte de haber sido manipulado y tergiversado?... además, se cargó a Dios ¿no?...je!je!je!

MonikaMDQ dijo...

Ya se bande, no hablar de ello no evitará que aparezca ay que ya lo sé, pero es de noche, comprende que soy miedosa y esos temas me dan eso, miedo y pánico
Y siempre trato de evitar de hablar sobre "ella" pero no te creas, lo hago igual, ya les he dicho que a mi no me velen y que me manden directo al nicho.
Lo de ojos que no ven corazón que no siente" ...mmm no se si no vale: a ver que opinan los que se murieron durmiendo y no se enteraronn, eh? si que vale! jajajaa ¡humor negro! no me reconozco ....!xD
besos!

MonikaMDQ dijo...

Por cierto, desde ayer que te leí q me olvido de decirte, trabajaste cinco años como sepulturero...
Dios mio, y yo siempre he prejuzgado a los que hacen ese tragajo como personas admirables por su valor!(si, valor, porque no todos lo hacen eh?)

Jo, que miedo bande, que miedo jajaja
Me vas a odiar por esto que te voy a contar, siempre me pregunté como sería la situación en que la esposa del sepulturero tuviera que ir de visita al trabajo del mismo y se hiciera de noche. Un dia de niña con mis amigas llegamos a la conclusión que esos señores no tendrían esposa jajajaja, ves no me odies, pero comprende que era niña y pensaba muchas cosas raras!
besos

banderas dijo...

Monika te diré que yo conocí a la que ahora es mi mujer cuando aún trabajaba como enterrador. Cuando les dijo a sus padres que conocía a uno, le dijeron que ella no podía tener amigos enterradores. Cuando meses más tarde les dijo que era su novio por poco les da un infarto...je!je!je! Yo lo comprendo, no te creas, pero me sigue haciendo gracia.

Más cosas... la primera vez que salí con ella de baile y copas fué una noche de Halloween (que aquí no se celebra... bueno, creo que ahora un poco)... lo mío "tiene delito"...je!je!je!

Cuando llevábamos un año saliendo (curiosamente poco después de ese Halloween del que acabo de escribir) decidí llevarla a ver el cementerio de noche. Aquí la fiesta de los difuntos también se celebra muchísimo el día 1 de noviembre... así que la noche anterior el cementerio está totalmente iluminado por cientos de velas que quedan encendidas, con los nichos y fosas decoradas con centros y ramos de flores, con búcaros, jarroncitos, figuritas de la Virgen ... etc.

En definitiva, que la que hoy es mi mujer se vino a dar un pequeño paseo por el cementerio en el que yo trabajaba a las 12 de la noche...de Halloween... ¡¡¡con un par!!!

A mi no me impresiona nada, evidentemente, pero he de reconocer que le echó mucho valor.

Sobre lo del mérito o no de ser enterrador... no acabo de vérselo. Yo me lo tomaba con mucho humor (en general) y sólo me puse triste de verdad en tres entierros de los que hice: cuando enterré a alguien más joven que yo por primera vez, cuando lo hice con un recién nacido, y cuando fué una niña pequeñita (4 o 5 años, no recuerdo bien).

A mi lo que más me gustaba era el sentido del humor de mis compañeros, y cuando teníamos que exhumar los cadáveres ya osificados (al cabo, de por lo general, 5 años suelen estar ya para cambiar a una cajita metálica mucho más pequeña en la que sólo van los huesos).

Podría hablar horas y horas y no acabaría, pero si ves que tal hago un post sobre el tema. Ja!Ja!Ja!Ja!

MonikaMDQ dijo...

No puedo creer que los padres de tu novia (entonces) al enterarse de tu existencia dijeran que su hija no podía tener amigos enterradores aJajaja , eso es peor que pensar que no tienen esposas eh? porque al menos yo tenía la sospecha que tendrían amigos o algo asi jajaaja

Es que vamos, los enterradores como le decís vos, son tipos raros. No me digas que no jajaa no lo digo por vos ni por tus compañeros, lo digo por los que yo he visto en los cementerios! te ponen cara de "cuidado que soy medio loquito no me mires" jajaja

Ahora, que llevaras a tu mujer al cementerio de noche es de locura! Te lo creo porque sos vos que sino no te lo creía!
Además, ¿a quien le importa si está iluminado? jajaJaja yo por mas foquitos que pongan a mi paso o florcitas de colores iluminando la virgen, no! no voy ni loca, no way!
Tu mujer fue muy valiente o leinteresabas mucho ( o ambas cosas) porque no cualquier mujer hace eso, bueno, una gótica quizás...no se, pero no conozco muchas que hayan ido, podemos decir que son contadas (salvo en las pelis , claro)

Y está mas que claro que lo tomabas con humor, sino no se entiende jajaJa, ya se, me dirás que es un trabajo como cualquier otro pero no lo es. Que hay gente para todo eso si, y alguien tiene que hacerlo lógico, pero a saber que tampoco es un trabajo tan lindillo. Como bien decis hay momentos en que te podés quebrar por tener que enterrar a un bebé o un niño, está claro que no es fácil.

Ahora, lo de la exhumación, por favor bande... tony ...leéte jajaajJa, no va...no!

Y bueno, ya me hiciste reir con este tema "funebre" que conste que anoche tamb te leí pero no pude responderte, o si lo hacía no lo hacía con el mismo humor que ahora siendo la 1 pm. Es que a la noche (de aqui) por lo general respondo con la luz del velador, en una casa muy grande y estoy sola hasta casi la hora de cenar y estos temas ni los leo!! JajaJaja

banderas dijo...

Me alegra ver que "casi" me comprendes y que no dudas de todas estas historias del otro mundo. No digo del más allá porque no creo en otra vida después de esta... así se comprende mejor mi vitalismo absoluto y total. ¡¡¡Viva la vida!!! ... que después no hay nada y, si lo hay, nadie ha venido a contármelo. Ja!Ja!Ja!

Bicos, Monika ;-)