Castrelos empezando el otoño



Este domingo por la tarde salí con la familia a pasear un rato por uno de los dos grandes parques urbanos de Vigo: el Parque de Castrelos, tambien llamado Parque Quiñones de León.



Se trata de la finca que rodeaba el Pazo Quiñones de León, cuya historia resumida podréis ver aquí, donado a la ciudad por sus últimos propietarios el 12 de diciembre de 1924 con la condición de instalar en el pazo un museo y en los jardines un parque público.



El objetivo de esa tarde era disfrutar de este otoño que se niega a enfriar el ambiente y nos trae atardeceres de luz ambarina ideales para fotografiar... y fui recompensado con creces.


Castrelos tiene cinco zonas perfectamente delimitadas: el pazo con su jardín histórico, la zona de bosque en la que los corredores solemos entrenar, la zona de parque infantil, el auditorio al aire libre y la zona de paseo con su pequeño lago artificial.


Este post está dedicado a la zona del pequeño lago artificial, con su cascada, su estanque de la rana, sus diversas especies vegetales, sus patos y cisnes, sus relajantes paseos y, sobre todo, esa luz que todo lo ilumina con suavidad y calidez.



En su día esta zona fue muy criticada desde todos los sectores de la ciudad. El lago recibío un sobrenombre ridículo que se perpetuará por los siglos de los siglos. La fuente luminosa con su juego de música y color se utilizó bastante durante unos años, pero luego el lago llegó a convertirse en un hediondo lodazal.

Con el paso de diversos políticos se cuidó más o menos una de las, en mi opinión, zonas más agradables de Vigo para pasear. Es triste que un remanso de paz dependa de criterios partidistas y de la desidia de personajillos que se suben al carro de la política para satisfacer intereses personales de dudosa legalidad y/o integridad moral.


Por suerte, en la actualidad todo el recinto cuenta con la protección que la Xunta de Galicia otorga a los jardines históricos, a los que considera parte del patrimonio cultural de la comunidad autónoma, y eso garantiza que se ejerza cierto control por parte de una administración sobre la otra, de modo que se garantice un adecuando mantenimiento del mismo. De algo tenía que servir mantener varias administraciones públicas ¿no?


12 comentarios:

Raquel dijo...

Qué bueno poder pasear por ahí. Un gustazo.

Viguetana dijo...

Y yo fuí allí por primera vez gracias a que Banderas me "invitó".
;-)))

Aunque, ahora que lo pienso, tengo que volver a pasearme por Castrelos sin alguien que me haga correr como una loca y me enseñe a hacer "progresivos"...
;-P

Hermosa luz la de las fotos.

Bicos

vitruvia dijo...

¡Qué recuerdos! Creo que tengo una foto en cada rincón del día de mi boda, jajajajajaj

Eifonso Lagares dijo...

Me acuerdo cuando en verano nos llevaban (a mí y mis primos y primas) las tardes de verano a Castrelos a ver a Gorgorito.
Desde las 4 de la tarde hasta las ocho, "desfogando"

Saludos

banderas dijo...

Raquel pues sí, la verdad, pero es que en Vigo no hay muchas alternativas. Mañana igual pongo algo sobre el otro Parque Público de tamaño medianamente decente y parcialmente aprovechable.

Viguetana pues ya sabes dónde está. Te recomiendo que, además de esta parte del parque que enseño en el post, te des un garbeo por el Jardín Histórico que está en la parte trasera del Pazo... una gozada con paseo rosaleda, pequeño laberinto de boj, jardín estilo inglés con pradera... palomar al fondo y pista de tenis de tierra para los señoritos de la época... todo muy chic.

Vitru hubo una época en que para inspirar a los fotógrafos (o puede que también a los novios) ponían en funcionamiento el equipo de luz, sonido y fuentes... todo un espectáculo que creo que no han usado en bastantes años.

Eifonso, y yo recuerdo haber ido de noche con mis padres a oir al difundo Alfredo Krauss en el marco de los Festivales de España (en tiempos del dictador, claro), y de tarde a ver las marionetas o los títeres (supongo que será ese tal Gorgorito... no recordaba el nombre del personaje principal).

John dijo...

Banderas, ¿ya está reparado el laberinto del jardín francés?

Supongo que recordarás que en el jardín inglés, al lado del estanque, había un árbol enorme con una rama de gran grosor que tocaba el suelo y volvía a subir. Era foto obligada para los novios que subían al Pazo a hacerse las fotos de boda.

El nombre por el que la mayoría de los vigueses conocemos el parque sigue siendo «la finca de la marquesa», ¿o no? ; )

Belén dijo...

Jo, sabes lo que pasa? que Zaragoza es marron y cuando veo algo de verde se me escapan las lagrimitas... que bonito!!!!!

Besosssss

Desesperada dijo...

castrelos es un sitio alucinante. a mí me encanta pasear por allí en otoño, es una pasada!!!

banderas dijo...

John... la verdad es que creo que el laberinto de boj quedará como "elemento decorativo" por siempre jamás, ya que es una especie de crecimiento muy lento y, con la afluencia normal de público de los jardines, sufre mucho más de lo deseado. No tengo la certeza de ésto, pero sí un pálpito. Si te interesa puedo preguntarle a algún jardinero conocido mío... todos los miércoles tengo "a mi disposición" uno que trabajó allí.

¡¡Cómo no recordar el famoso árbol!!...pero no de mis fotos de boda...je!je!je!

Pues sí... es cierto que mucha gente le llama "La finca de la Marquesa" pues su histórica propietaria fué doña María de los Milagros Elduayen (Marquesa de Valladares) quien, con su esposo, D. Fernando Quiñones de León (de ahí el nombre del Pazo y, actualmente, del Museo) llevó a cabo la reforma del pazo hasta dejarlo aproximadamente tal y como hoy lo conocemos los vigueses. Por cierto, alguien que conozco aún recuerda historias sobre el carácter de "la inglesa" (que era como llamaban a la Whyte)... creo que le fastidió mucho lo de la donación. Lo digo por la tacañería de no cederlo hasta cobrar el usufructo que hubo que pagarle por algo que se suponía "donado"... creo que 125.000 pesetas de las de 1925, que era muuuucho dinero.

Belén perdón por el rollo que me acabo de marcar. Zaragoza, la verdad, no la conozco. Ni mucho ni poco. Nada de nada. En cualquier caso las únicas fotos que recuerdo haber visto me hablan de un río caudaloso de color marrón. Si mal no recuerdo, hasta el día que vi esa fotografía pensé que todos los ríos eran de aguas más o menos claras, limpias y transparentes. Lo siento mucho por vosotros. En cualquier caso, ya sabes dónde estamos, maña.

Desperada, totalmente de acuerdo contigo. En cualquier caso, y hablando como corredor, es una gozada contar con ese parque en cualquier momento del año... aunque cuando llueve se embarra un poquito de más ; P ; P

Como paseante, en cualquier estación es precioso, pero claro, los colores del otoño realzan aún más su belleza. De ahí que haya hecho este post precisamente en este momento. A lo mejor otro día me marco otro post sobre el Jardín Histórico, que también tiene sus rincones "divinos de la muerte"...je!je!je!

Jano dijo...

Joé... pedazo de parque que tenéis allí, ¿no?

I'm so jealous!! :p

banderas dijo...

Pues si quieres ver más fotografías de Castrelos (en particular) y de Vigo (en general), anota esta dirección web:

http://www.vigoenfotos.com/r_castrelos_1.html

MonikaMDQ dijo...

que lindo parque, bellísimo! Me gustó la 1° foto, me alucinó con ese farolito ahi y por supuesto la última: preciosa foto, y precioso lugar.

Creo que me está faltando mas verde, mas naturaleza, porque tus fotos me flashean mucho, demasiado...
besos