San Simón y San Antón: los detalles



La naturaleza ha sido benigna con las islas de San Simón y San Antón... al menos en comparación con lo maligna que ha sido la historia y el género humano.



Recortadas rocas delimitan su contorno verde y hermosas especies arbóreas conceden al ambiente la suave melodía del viento que peina sus hojas y ramas.


La luz penetra entre tanta hermosura y tamiza con colores,



recorta figuras en contraluz y nos ayuda a olvidar tanto sufrimiento encerrado entre sus muros.



Por todo esto, si las anteriores fotografías eran hermosas, más aún pueden serlo estas que ahora os ofrezco... destilado de poco más de una hora recorriendo las sendas que cruzan ambas islas.


Los jardines, edificios, fuentes, esculturas, muelles... rincones henchidos de encanto



creados por la misma mano humana que engendró el mal, el dolor, el sufrimiento y la poesía,




son ahora quienes os guian por las dos pequeñas joyas que encierra la "vieira" que esconde el fondo de mi muy adorada Ria de Vigo.







Si algo de todo esto nos hiciera olvidar que en esos mismos lugares cientos de hombres padecieron el olvido, el encierro injusto e inmoral, la enfermedad sin contemplaciones y la muerte daríamos por bien empleado el tiempo usado en disfrutar del paisaje... y es que no sólo la historia es importante.



Vivir la vida con un pie en el pasado, que permita estabilidad y seguridad, que afiance un futuro seguro de sí mismo, pero con otro en el futuro confiado, tranquilo y estable pero soñador y optimista son dos buenos puntos de partida para comenzar la carrera; para continuar el camino y mirar siempre al frente con la confianza que da haber cerrado bien todas las puertas y heridas mal curadas en ocasiones anteriores.


Como dice un buen amigo: "¡Salud y República!"



y añado yo: "y buenas vistas"

10 comentarios:

dintel dijo...

Qué lugar más genial. Si estuviera ahí me pasaría el día pescando.

Anónimo dijo...

Gracias por refrescarnos la memoria, yo tambien quede impresionado cuando las visite.

Belén dijo...

Jo, y yo sin vacas :(

Besicos

banderas dijo...

Dintel, lo cierto es que yo he pescado hace unos cuantos años (algo así como 28) en las proximidades de las islas (en la playa de Cesantes) y no se daba mal: robaliza o lubina y anguila era lo que mejor "entraba".

Una abraçada ;-)

Anónimo, no me extraña nada que quedaras impresionado. Una cosa es que te lo cuenten y otra sentirlo "in situ".

Belén, lo siento mucho por ti... supongo que lo de las vacas tiene que ver con el hecho de ser interina o algo así ¿no?. Por cierto, yo aún no las he cogido... pero ya no falta nada... y la verdad es que las estoy necesitando un montón.

Bicossssss ;-*

LOLI dijo...

precioso lugar a mí tambien me ha encantado, ¡¡y tambien pescaría!!

banderas dijo...

Me alegra mucho que te gusten las islas, Loli... pero has de reconocer que tu tierra también ye bonita. Tengo una amiga nacida en Ribadeo que vivió varios años de su infancia en Grandas de Salime y dice que aún estando mal comunicado es un paraíso... y eso sólo por poner un ejemplo.

Mariano Zurdo dijo...

Preciosas vistas, desde luego.

Me voy de vacaciones, nos vemos a la vuelta.

Un abrazo y zurdo y, por supuesto, ¡salud y república!

banderas dijo...

Pues claro que sí, Mariano, y yo también me voy de vacaciones... cerquita de casa pero mentalmente a millones de kilómetros.

¡Pásalo bien por el Norte! Yo iré en septiembre una semanita por ahí también.

Un abrazo diestro y... ¡salud y república!

Eifonso Lagares dijo...

Muy buenas las fotos.
Un abrazo

banderas dijo...

Muchas gracias, Eifonso, por eso me gusta lucirlas... Ja!Ja!Ja!

Outro abrazo ;-P