El final del verano



Para mi ha llegado el final del verano... y de las vacaciones... y del relax. Pero las rutinas son la base de la mayor parte de nuestras vidas y estar aquí, reflexionando sobre todo y más, es una parte importante de mi vida.


Me lo he pasado genial. He corrido por lugares hermosos; navegado en piragua por mar abierto; montado en bicicleta; vuelto a visitar lugares impresionantemente hermosos; asistido a conciertos sorpresivamente increibles (y otros no tan sorpresivamente, claro); conocido gentes maravillosas; leído libros entretenidos (unos reflexivos y otros simplemente intrigantes) y obtenido imágenes que me gustaría compartir poco a poco con vosotros.

De todo ello y más os iré dando pinceladas. Por ahora sólo saludar la llegada de la vuelta a la rutina es un buen comienzo. El curso académico, el retorno a los entrenamientos atléticos y las obligaciones laborales son parte de un todo en el que el blog tambien está presente... y con él vosotros y vosotras.

Bicos e apertas/ petons i abraçadas / besos y abrazos ;-)

14 comentarios:

Irreverens dijo...

Bueno. Hoy he cerrado todas las ventanas y documentos que tenía abiertos, y tras unos 2 minutos se ha cargado tu blog.
:)

Todo sea para darte la bienvenida a la rutina.

Aunque... por lo que veo tu Meez sigue con el ritmo en el cuerpo, ¡jajajja!

Petonets/biquiños

Irreverens dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bambu222 dijo...

Bienvenido al otoño casi, a la rutina y un poco quizá a la tranquilidad.Abrazo.

banderas dijo...

Irre, ya lo cambio, ya lo cambio (mañana o pasado)... ¡¡joder cómo anda el personal de fino con los detalles!!!... Ja!Ja!Ja!

Aunque en el fondo algo de razón tiene el Meez... estoy en el currelo pero con unas sandalias compradas en una tienda africana casi idénticas a esas... y el día está soleado. Sólo me falta la música Chill Out.

bambu222, gracias por la bienvenida a la rutina y la tranquilidad (relativa) de la vida de todos los días. Otro abrazo.

Aguita dijo...

Hombre banderas!!!!, veo que sigues vivo, ya pensé que te perdieras por esos mundos, me alegra volver a saber de ti, bienvenido pues a lo cotidiano.

Belén dijo...

Ale pues... a trabajar!

Besicos

banderas dijo...

Pues claro que sigo vivo, Aguita... ¿acaso lo dudabas?. Por cierto, fuimos a esa cueva que me comentaste... el Soplao. Mola un montonazo y lo tienen muy bien organizado todo. Ahora a currar y a entrenar como una bestia.

Sí, Belén, a currar lo que no hice en un mes... es lo que toca. Menos mal que cargué bien las pilas.

Bicosssssss ;-)

khene dijo...

¡Banderaaaaaaaaas! ¡Qué gusto leerte! Los Pastelarhum te echamos de menos.

Un abrazo ;-D

banderas dijo...

¡¡Kheneeee!! lo mismo digo... de todo. Siento que me hayáis echado en falta... pero las vacaciones son sagradas... y me pillaba un pelín lejos.

Un achuchón ;-P

dintel dijo...

Bien, de nuevo a la rutina. Perfecto. Eso va bien para el espíritu, claro que después de unas vacaciones.

JOAKO dijo...

¿Me pregunto que pasáría si esto lo hiciesemos todo el año?
Probablemente se acabaría trnsformando en rutina...o tal vez no...solo lo saben unos pocos afortunados??

vitruvia dijo...

Ainsssss, ¡qué bonita es la rutina!

Un beso de bienvenida

banderas dijo...

Dintel, en efecto, la rutina tiene efectos positivos siempre y cuando se haya desconectado de ella durante un buen rato... lo que, por desgracia, no todo el mundo puede hacer.

Joako, creo que no me importaría nada que mi rutina diaria fueran unas vacaciones sin fin... siempre y cuando tuviera un mínimo económico, claro... y tampoco es que pida hoteles... de hecho la mayor parte de mis vacaciones fueron en una caravana y en bungallows.

Que sí,Vitru, pero después de haber la roto... y es que todo acaba por cansar ¿no?... bueno, casi todo... Ja!Ja!Ja!

Biquiños, preciosa... e a ver se me achego un día á túa terra e tomamos outro café.

Raquel dijo...

Bienvenido, que las rutinas sientan bien después de vacaciones, cambios y esparcimientos varios.
Besos