¡Ojalá no nos estén vendiendo lavadoras!



¿Nunca has oído la expresión "¡Que no te vendan lavadoras¡" o "Prefiero que me vendan lavadoras"? Si no es el caso, a lo mejor en vez de lavadoras te vendían motos... "¡Que no te vendan la moto!".

Pues yo sí que he oído ambas expresiones, sobre todo cuando se refieren a alguien que intenta vender algo que no es ni la mitad de bueno de lo que promete. Ignoro cuál de las dos versiones es la más popular o cuál se engendró con anterioridad, pero eso no interfiere con la idea de fondo de esta entrada.

El origen de la expresión probablemente provenga de la España del desarrollismo económico, en plenos años 60, cuando se puso de moda la tecnología del electrodoméstico casero (la llamada gama o línea blanca).

Circulaban por domicilios urbanos y periurbanos vendedores puerta a puerta intentando colarte la lavadora de turno cantando sus excelencias, y para inversión tan costosa se ofrecían las famosas letras (hoy en día te financian la compra del coche o del electrodoméstico, y si me descuido hasta de la noche de bodas) que tantos años estabas pagando.

El caso es que la tecnología hace milagros y ahora nos venden las lavadoras en grandes superficies. Sin embargo el arte de vender lavadoras no ha progresado igual para todos. Mientras unos nos quieren vender lavadoras a golpe de teta sin enseñarnos siquiera el producto otros, más sutiles ellos, nos zambullen en un mar de excelencias ecológicas y de capacidad.







Primera opción: ¿dónde está la lavadora?
(vídeo cargado por uberlinkert)


Segunda opción: ¿será todo igual de ecológico?

No dudo de la imaginación de unos y otros creativos, pero yo me decanto claramente por el segundo anuncio, al igual que hicieron en el Festival de Cine de Cannes en el apartado de "Publicidad".

Algo parecido me ocurre con la política.

Sí. En efecto, de eso va esta entrada: de política internacional. Durante años estuvimos tragándonos y soportando estoicamente las sucias mentiras, la sucia guerra y la sucia política de un presidente de los Estados Unidos que apenas intentaba vendernos nada, pues su imaginación era tan rala como su barba. Con él sabíamos a lo que nos estabamos enfrentando.

Ahora tendremos a otro hombre de muy distinto color (de piel) en la Casa Blanca (no hablo de fútbol), pero no sé yo hasta qué punto no será todo como el cuento del vendedor de lavadoras o el anuncio de hermosos fondos marinos. Por ahora ha hablado pero que mucho (no le quedaba más remedio si quería vencer a su primera y dura rival) mucho (algo menos con su contrincante en el gran duelo final) y lo que ha dicho no tiene mal aspecto, pero todo puede quedar en agua de borrajas por muy diversas razones.

Aunque la figura y el poder de un Presidente de los Estados Unidos de América no tienen parangón prácticamente con ninguna figura política en el resto del mundo occidental (sus vecinos americanos han intentado en diversas ocasiones y siguen intentando en buena medida un presidencialismo similar y han obtenido rotundos fracasos) dudo mucho que su autonomía relativa pueda permitirle esquivar el poder de los grupos de presión o lobbies (relativamente identificables) así como otras fuerzas más oscuras y tanto o más poderosas, como los "think tanks" aún infraexplotados en nuestro país pero tan importantes en los EE.UU.

Por todo lo que acabo de comentar espero que no nos estén vendiendo lavadoras con toda esta parafernalia de caras conocidas y espectáculo, y al final de este mandato presidencial podamos pensar que esto no ha sido un mero "exotismo histórico" como aseguraba alguno hace poco (odiaría tener que darle a este señor la razón) sino un gran acierto del pueblo americano... por su bien y el de la comunidad internacional. No digo que vaya a arreglar él solito el mundo, pero que al menos no sea tan nefasto como su predecesor. El listón ha quedado muy pero que muy bajo, así que tiene fácil lo de mejorarlo. ¡Ojalá así sea!

P.S. De verdad. Odiaría tener que darle la razón al bigotes.

7 comentarios:

LOBITO dijo...

Asi me gusta Banderas, muy original tu entrada de hoy. Comparto contigo el deseo de que la elección del pueblo americano en esta ocasión sea la acertada, pero pase lo que pase, es obvio que será mucho mejor que hasta ahora. El reto es grande. Y el equipo a su espalda es tan relevante como él. Mañana será el primer dia de su camino. Que le dejen hacer. No creo que le tengas que dar la razón a nadie. Al menos es un soplo de aire distinto.

Un biquiño. ;)

Irreverens dijo...

Ojalá, Flags, ojalá.

Comparto la alegría general por dejar de ver a Bush, pero de ahí a que Obama pueda con todo...

Con que no empeoren las cosas ya ganaremos mucho. Si mejoran algo, será la rehostia.
:)

Me alegró oírte el sábado. Fue un puntazo.

Biquiños

Raquel dijo...

Por todo eso ahí estoy, a la espectativa, confiando en que las cosas no vayan a peor y que poco a poco se pueda ir recuperando el país pero sabiendo que nada va a pasar de la noche a la mañana y que, como decía Irreverens en uno de sus comentarios, no todo depende de Obama, que al fin y al cabo él es uno más. Pero es alguien que nos gusta y eso ya es mucho.
Besos

banderas dijo...

Lobito, muchas gracias por el piropo... ya ves, a veces uno hila cosas y luego salen churros como este... Ja!Ja!Ja!

Confiemos y esperemos que las cosas no vayan a peor (a largo plazo, ya que a corto aún hay margen). Los primeros pasos ya están dados: Guantánamo se cerrará antes de un año (y ya me parece largo el plazo)... por algún lado había que empezar ¿no?. Seguiremos expectantes el resto de movimientos.

Biquiños y hasta mañana ¿no? ;-)

Irreverens, yo también me elegré mucho cuando (finalmente) cogiste el teléfono. No fue como estar allí, pero el solo hecho de hablar con vosotras y palpar el ambiente ya me recargó pilas por un rato. Supongo que la experiencia (por lo que he leído) ha sido alucinante... más envidia.

Como acabo de comentar, los primeros pasitos de Obama van bien encaminados... esperemos que el nene coja carrerilla en cuanto le pille el truco al cargo.

Biquiños/Petonets ;-)

Raquel, si eso mismo digo yo... son muchos los grupos (y grupúsculos y poderes fácticos, como les llamamos aquí) que intentan arrimar el ascua a su sardina y tener contentos a todos es imposible.

Confiemos en las buenas intenciones pero atentos a si se llevan a cabo o sólo se quedan en palabras que se lleva el viento.

Biquiños ;-)

Irreverens dijo...

Jo, es que con tanto follón, no se oía el timbrecillo, meu.
:)

JOAKO dijo...

De momento ha congelado el salario de los altos cargos, cerrado La carcel de Guantanamo y rectificado la política de torturas y carceles secretas...y solo estamos en el día tres despues de Bush.

banderas dijo...

Perdón a todos por haber tardado tanto en contestar. He estado varios días sin red (por culpa del temporal, supongo) y ayer liadísimo con temas de la Asociación de Padres y cuando llegué a casa estaba muerto... y casi enterrado.

Irreverens, ya suponía yo que era cuestión de decibelios... en las fiestas es lo que suele pasar.

Biquiños/Petonets ;-)

Joako... ya han pasado varios días más y sigue con gestos interesantes: primera entrevista televisiva para una cadena musulmana, presupuestos con aumento en gastos sociales... en fin... ¡que la fuerza le acompañe!

Un abrazote ;-)