Puebla de Sanabria "la nuit"



No espere nadie en esta entrada una relación de chiringos y demás lugares de dudosa reputación donde recalar para desatascar cañerías o rellenar odres vacíos, sino más bien alojamientos varios y fotografías tomadas sin corrección de color para luz incandescente.

Me explico, ya que la técnica fotográfica actual permite cotas de perfección técnica insospechadas. Las fotografías tienen ese tono porque he querido mostrar el ambiente real e incluso exagerarlo para que os sintáis como yo me sentí este viernes pasado por la noche.

El viaje a Valladolid para correr la media maratón nos lo planteamos como una ocasión para relajarnos y disfrutar con tranquilidad de los kilómetros en coche y de un tiempo que, sin niños que requieran atención casi constante, se dilata eternamente.

Así las cosas, la primera parada fue una ocasión perfecta para tomar un tentempié a la cálida luz del sol de media tarde en una de esas antiguas áreas de descanso al borde de la carretera nacional que ya casi nadie en sus cabales utiliza salvo que sea del pueblo de al lado. Una gozada esos últimos rayos del verano y el tranquilo merendero.



Salimos a la buena de dios, o sea, sin haber reservado habitación en ningún punto intermedio del camino, todo lo contrario de lo que solemos hacer cuando viajamos con nuestras dos pequeñas rémoras.

No teniendo obligación de alcanzar algún lugar determinado quiso el azar que eligiésemos Puebla de Sanabria (Zamora) para pernoctar.

Aunque ya conocíamos el pueblo de alguna que otra visita anterior, la noche sanabresa nos sorprendió gratamente con sus sólidas murallas y sus aventuradas galerías,



con remotos sonidos de gaita que atrajeron inmediatamente nuestra atención ya que, si bien no dista mucho de nuestra tierra, no deja de ser territorio "bárbaro".

El orígen de la música no era sino el mismo pórtico de la casa consistorial, en plena plaza mayor y, si bien lo que sonaba eran gaitas y tambores, la música demostraba claramente que su procedencia no era la misma que la gallega.



Al cabo de un rato el grupo acabó el ensayo y dejó una plaza mayor tranquila en la que descubrir detalles hermosos, como el conjunto porticado del Ayuntamiento



el trabajo de forja en los faroles que nutren la piedra de una calidez cercana a la vida

Enlace

alguna que otra posada, como la que finalmente elegimos para dormir esa noche,



un par de iglesias de muy distinta factura y época



con su portada, sencilla pero clásica en su concepción, de rústica factura y simbología habitual,



como el capitel de la arquivolta central con las figuras de Adán, Eva y la seductora serpiente origen de todo mal,



o esa puerta que tan bien habría quedado en el blog de puertas de la colega Dintel y que, si quiere, le regalo.



Ya en la posada la visión nocturna desde el balcón de nuestra habitación sobre la iglesia y la plaza



y del campanario cuyo reloj siempre da la hora por duplicado con un margen de unos veinte segundos.

Supongo que lo habrán hecho así para asegurarse de que todos los habitantes de Puebla de Sanabria sepan qué hora es




aunque a mi me dió la noche ya que conté la una y la una, y las dos y las dos, y las tres y las tres, y las cuatro y las cuatro, y las cinco y las cinco. A las seis no recuerdo ya si oí o no la hora. Menos mal.

13 comentarios:

geminisdespechada dijo...

"No espere nadie en esta entrada una relación de chiringos y demás lugares de dudosa reputación"

yo ya no me he leído más, jajaja

no, en serio, cómo dices que has hecho lo de las fotos? flipante

banderas dijo...

Releído el texto me he dado cuenta de que me ha quedado pelín pedante, pero es lo que tiene esto de querer mantener un cierto estilo a la hora de escribir... que a veces uno se pasa de listo.

Sobre lo de las fotos... más que lo que hice habría que contar lo que no hice.

Las cámaras digitales (al menos las buenas) tienen opciones para corregir la deformación del color que genera y exagera la luz artificial. Yo no lo hice. Por eso las fotos tienen esa calidez motivada en una cosa que se llama temperatura de color, y que es más elevada en las lámparas de incandescencia (bombillas) que en las fluorescentes y en las de bajo consumo.

Además tampoco usé flash, para lo cual tuve que aumentar la sensibilidad ISO de la cámara y usarla en una posición de preferencia de tiempo de exposición (tiempo que está abierto el obturador de la cámara recogiendo luz para generar la imagen), lo que hace que sean necesarias fracciones de tiempo grandes. Eso hace que sea necesario (o al menos conveniente) usar un trípode para hacer las fotos sin que salgan movidas. En mi caso no fue así ya que no lo llevé, pero aparte de que tengo bastante buen pulso procuré apoyarme y apoyar la cámara para evitar ese movimiento indeseado.

En fin... algo más hay con la profundidad de campo de las imágenes, pero no voy a dar una lección espress de fotografía ¿vale?

En cualquier caso me alegra que te gusten... para eso las puse.

Biquiños ;-)

Frabisa dijo...

Preciosas fotos y no menos bonitos lugares.

EStupendo tu relato, gracias por compartirlo.

un beso

Amiga Atlántica dijo...

Ey, Flags (me ha encantado eso), yo también me apunto a las clases de fotografía digital!!!
Pues ya estaba casi decidida a escaparme un fin de semana a la posada esa en la que habeis estado pero... después de saber que dan las horas me estoy pensando ir a la otra que está más alejada del campanario :-)
Un fuerte abrazo pedazo de atleta!!!

banderas dijo...

Frabisa, es cierto que los lugares son bonitos. El relato es como salió... hay días mejores y días peores... pero compartir mis experiencias me encanta.

Bicos ;-)

Amiga atlántica, cuando leí lo de Flags me quedé volado (es que sólo me lo llamaba la Irreverente)... sobre lo de las clases, he de confesar que la técnica que controlo más es sobre la fotografía analógica (la de siempre, vamos) pero que se puede traducir con relativa facilidad a las cámaras digitales que usamos tú y yo... por ejemplo.

Sobre mi mal sueño he de confesar que cometí la torpeza de tomar un té de frutas después de cenar, y entre eso y los nervios pre-carrera y las campanadas tuve una noche de órdago, pero mi mujer durmió toda la noche como un lirón. Sobre la distancia al campanario, creo que está más próxima la otra, aunque siempre queda la posibilidad del Parador Nacional (a no demasiada distancia y seguramente algo más caro, evidentemente).

Lo de pedazo de atleta te lo voy a perdonar porque eres tú... Ja!Ja!Ja!

Bicos ;-)

Amiga Atlántica dijo...

Dije atleta? uy, perdón quería decir aleta :-)
Por cierto, nos deleitaras con tu presencia en San Vicente el próximo día 4 en la Xuntanza? puedes llevar a los niños que también hay otros.
Un saludo atlético-marino desde Canido

ojordo dijo...

mucha foto...mucho sitio bonito..pero....y de la fecha señalada que?? espero que lo pasaras e hizieras pasar bien, campeon...saludos

banderas dijo...

Amiga atlántica, espero deleitaros con todo lo que sea menester, pero aún no puedo confirmarlo. ¿Os corre mucha prisa?

A los niños, evidentemente, pensaba llevarlos... y a ver si así estrenaban las cañas que les regalaron sus tías recientemente.

Bicos atléticos ;-)

Ojordo, hay cosas de la vida que algunos no tenemos la osadía de contar... no como otros, que ponen su boda en el ayuntamiento de N.Y.C. ... Ja!Ja!Ja!

Eres un romántico empedernido, chavalote. Un abrazo. Por cierto, te confirmo que no estoy yo para una Eternal Running aunque el corazón me dijera que sí el cuerpo y la cabeza me dicen que no.

Nos vemos pronto, ya veras. ¡¡Pasáoslo lo mejor que podáis!! ;-P

Mr blueberry dijo...

Muy chulas las fotos...¿Y no se conoce como Pola de Sanabria también?...¿Por allí no hay unos lagos muy bonitos?, o me estoy confundiendo de pueblo...

Muy bueno el post de la media marathon...Me creo lo de mi amiguete, que se ve que los runners estaís hechos de otra pasta...La verdad es que es un deporte que da mucha satisfacción, pero es muy psicológico, a mi siempre me entra flato, soy un flojito...jejejeje

Abrazotes

Amiga Atlántica dijo...

Más que prisa es la ilusión que me hace saber que venís!!!
De todas maneras necesitamos un número aproximado para el restaurante.
Biquiños

banderas dijo...

Mr. Blueberry, gracias por lo de las fotos, son una de mis múltiples aficiones. Lo de "Pola de Sanabria" no creo que sea así... salvo para algún asturiano. No te confundes de pueblo, ya que a 12 kms. está el lago de Sanabria... precioso y enorme (al menos para mi) aunque de frías aguas. Te recomiendo una visita y algo de senderismo por la zona.

Ya veo que te has creído la información sobre el queme físico y psíquico del atletismo de fondo. Por cierto, el flato suele ser por una respiración desacompasada con el ritmo de carrera y es fácil corregirlo y de evitarlo, salvo que a veces el ímpetu nos hace despreocuparnos de él hasta que aparece.

Hasta otra, flojito ;-P

Amiga atlántica, ya he respondido en varios lugares a tus anhelos. Cuenta con los niños y con nosotros.

Bicos ;-)

dintel dijo...

Lo dicho, me encantan.

banderas dijo...

Dintel, pues a mi no... sólo por llevar la contraria. Je!Je!Je!

Bicos ;-)