De despedida en despedida



En menos de una semana han muerto dos poetas. Si en España se nos murió un poeta y músico de una sensibilidad matemáticamente cabal, en Uruguay se ha apagado una de las voces más destacadas de la literatura hispana y mundial del siglo pasado; una voz comprometida con el mundo que le rodeaba pero que siempre dejaba un pequeño margen para la esperanza, para el amor, para la vida que se impone.


Mario Benedetti era, y creo que siempre será, una referencia cultural e ideológica para muchos de nosotros. Buena prueba de ello es la cantidad de blogueiros que hoy han dedicado una entrada a este ser humano: Noe la bibliotecaria, Nacho el periodista, las luchadoras chicas de Lápices para la Paz, el compañeiro Eifonso... y muchos que no he tenido tiempo de ver... y otros que no han tenido ocasión de escribir pero a buen seguro hoy han tenido más de un momento para acordarse de Don Mario.



No es que yo haya sido un ferviente seguidor suyo (no es lo mío ser ferviente seguidor de casi nada o nadie) pero lo mucho-poco que he leído de él -que tanto y tan bueno ha escrito- siempre me ha hecho reflexionar... y eso es más de lo que se pude decir de muchos otros.

Os dejo un poema para ser leído y/o escuchado.


Despabílate amor

Bonjour buon giorno guten morgen
despabílate amor y toma nota

sólo en el tercer mundo

mueren cuarenta mil niños por día

en el plácido cielo despejado

flotan los bombarderos y los buitres

cuatro millones tienen sida

la codicia depila la amazonia



buenos días good morning despabílate
en los ordenadores de la abuela onu

no caben más cadáveres de ruanda

los fundamentalistas degüellan a extranjeros

predica el papa contra los condones

havelange estrangula a maradona



bonjour monsieur le maire
forza italia buon giorno

guten morgen ernst junger

opus dei buenos días

good morning hiroshima



despabílate amor
que el horror amanece



5 comentarios:

LOBITO dijo...

jo... que negativos estamos! bueno no es precisamente uno de mis favoritos... ni él ni Antonio.
Pero, lo mejor de ellos se ha quedado aqui y lo seguiremos disfrutando...

Bicos!

Eifonso Lagares dijo...

Uno más de los grandes que se ha ido.
Un saludo

banderas dijo...

¡Vaya, Lobito! En esto no coincidimos... una lástima. No siempre se puede coincidir en todo... y no, no estoy negativo... unas veces soy más realista que otras... Ja!Ja!Ja!

Biquiños ;-)

Eifonso, en efecto, uno más... y ya quedan solo... me sobran dedos de una mano.

Saludiños

Mariano Zurdo dijo...

Como he venido diciendo por los blogs, yo he seguido mucho más la prosa de Benedetti que la poesía, aunque siempre aclaro que su prosa, como no podía ser de otra manera, es muy poética: La tregua, La borra del café o Primavera con una esquina rota son novelas altamente recomendables.
Por suerte nos ha dejado mucho que leer.
Besitos/azos

banderas dijo...

Tú es que eres muy "prosa-ico", querido Mariano... Ja!Ja!Ja!

En efecto, ha dejado ingentes cantidades de literatura para que nos entretengamos durante una temporadita.

Biquiños/Bicazos ;-)