Viajar en tren



Subir al tren puede ser toda una experiencia; sobre todo si se tienen tres años y es la primera vez que eres plenamente consciente de que lo estás haciendo como si de un experimento, de una aventura, se tratara.


Sin duda alguna es toda una experiencia ver cómo los ojos de un pequeño se iluminan al entrar en el vagón, al sentarse al lado de la ventanilla, al entregar los billetes al revisor.




La velocidad se aprecia de otra forma en un tren, por pequeño y lento que sea, porque las referencias visuales son distintas.


Los árboles suelen acompañarnos buena parte del trayecto




aunque dejan rápidos esbozos de realidad



y grandes lienzos recién pintados, con el cálido perfil de los rayos de sol emergentes.



Otros puente más modesto nos ayuda a cruzar un río de nombre de trágicas resonancias



El retorno, también en tren, supone esperar un rato a que lleguen otras unidades...

...y se vayan.



Los túneles de la estación brillan a pesar de un día de trajín



y de gentes cansadas en busca del hogar,



de rostros de hastío, de aburrimiento, de interés, de curiosa indiscreción tras los cristales.


24 comentarios:

Raquel dijo...

Me gustan mucho los trenes pero hace muuuchooo que no me monto en uno. ¿Nos cuentas de uno de esos viajes en los que hiciste las fotos?
Una abrazo

Belén dijo...

Tienen un no se que los trenes verdad?

A mi también me encantan :)

Besos

Irreverens dijo...

A mí también me gustan y eso que los he sufrido toda la vida en Cataluña, donde nunca tuve coche.
:)

Mis mejores viajes: los de Interrail con la mochila a cuestas.

Me alegro de que tu pequeño se lo pasara tan bien.

Bicos

JOAKO dijo...

Tengo un hijo de tres años al que lleve al teatro en tren hace dos sabados, ese trayecto yo lo hago todas las mañanas para ir a trbajar, pero, sus ojos, no pude apartar mi vista de sus ojos en todo el trayecto.

banderas dijo...

Raquel, más que viaje casi merece el calificativo de "excursión", porque fue a Pontevedra (aquí al lado y pasando por encima del pueblo de Vitruvia). Una vez al año nos gusta que prueben el tren... el barco... descubrir otros medios de transporte... otros puntos de vista. Son del sábado 9 de este mes... sin ir más lejos.

Bicos ;-)

Belén a mi también me encantan... y eso que durante 6 años viajé en ellos todos los fines de semana del curso escolar... durante mis estudios en Santiago de Compostela. Sé de gente que acabó odiándolos.

Bicosssss ;-)

Irreverens... el interrail... uno de esos proyectos de viaje para los que nunca encontré compañía... ni valor. Espero que mis hijos sean capaces de superar esa limitación. Por cierto, el pequeño alucinó... el mayor en su día también... ahora ya se lo conoce todo y hace como que le da lo mismo... cosas de la edad.

Bicos ;-)

banderas dijo...

Joako nos cruzamos... y de qué manera. Veo que me entiendes a la perfección.

Un abrazo ;-)

Mariano Zurdo dijo...

Para mí que han puesto a los niños en la tierra para que los adultos recuperemos antiguas sensaciones...
Besitos/azos.

Estilografic.blog dijo...

Mi hija de tres años alucina cada vez que la monto en el metro o en el autobús, así que imagino que el día que lo haga en tren se me cae de culo.

Mariano zurdo: te compro tu comentario. ¿Cuánto pides?

Un abrazo.

vitruvia dijo...

La próxima vez me avisas, y así te saludaré desde alguna de las ventanas de mi cocina, jajajajajajaja, que está a escasos diez metros de la vía. Justo después del apeadero. Cuando llegamos a este piso era oir un tren y mis cuatro niños (porque Boss es como ellas) salían a la ventana de la cocina y agitaban las manos diciendo adios. Menudas risas nos pasábamos. Y no creas que la costumbre les duró poco, jajajaja, al menos se tiraron así unos tres o cuatro meses. Aun hoy todavía lo hacen si cuadra que estamos en la cocina. Yo conozco perfectamente ese trayecto. Mi sister vive en Pontevedra y para nosotros es lo más cómodo, rápido, barato, bonito...... El tunel bajo las vías de la novena foto, mi chica siempre lo atraviasa mirándose en el techo. Y hasta hace muy poquito, cada vez que íbamos a Pontevedra se tiraba dos días con una cantinela maravillosa que se sabía de memoria: "Regional, procedente de, A Coruña, destino Vigo vía tres"

¡Qué entrada más chula Banderas!

John dijo...

El tren siempre ha estado muy ligado a mi vida:

De niño volvía del colegio por la estación y por la vía del tren (para atajar bajaba desde las vías por una escalera de mano de madera a un gallinero, salía y volvía a cerrar la puerta); mis viajes durante tantos años en Navidades, Semana Santa y verano a visitar a mi primo; la casa de mis tíos al lado de la vía; mi viaje en Interrail con la que ahora es mi novia y con unos amigos; el piso donde viví cuando me fui de casa de mis padres (si escupía desde la ventana podía darle al techo de un vagón); mi actual vivienda, a cincuenta metros de la vía...

Cuando viajo al extranjero prefiero desplazarme por el país en tren o metro, antes que en autobús o alquilar un coche.

Ahora, mi ilusión es viajar en un tren de vapor como el que lleva a Harry Potter a Howards. Ya lo tengo localizado. Sólo falta que coincidan las fechas.

Me has traído muchos recuerdos.

Saludos y kilómetros, meu ;-D

banderas dijo...

Mariano secundo la propuesta de Estilografic pero yo te pago más ¿vale?

Estilografic, ya me imaginaba que esta entrada te iba a gustar aunque fuera sólo un poquito. Los que tenemos niños/as pequeños/as alucinamos con sus detalles y sus miradas descubriendo el mundo.

Vitruvia iba a dedicártela, la entrada, pero aunque finalmente no lo he hecho puedes considerar como si así hubiera sido. Tengo una foto que no puse de Redondela desde el viaducto y otra (que al final borré de la cámara) hacia un hórreo que hay una vez pasado el mismo. A mi me encantan las estaciones con aire antiguo (por ejemplo la de Santiago tiene una cubierta de hierro preciosa). Los trenes, en general, tienen un gran poder de evocación... y si son antiguos ni te cuento... por cierto mi cocina también da hacia la vía (pero a unos 150 metros... y mis niños también le tienen bastante afición a salir a ver el tren). Por cierto, ese regional de La Coruña para siempre en la vía 3, por lo que veo.

John ¡cuánto tiempo sin saber de usted, mi capitán! No sabía que esta entrada le iba a gustar tanto. Creo que tengo una idea para otra entrada sobre trenes ...pero lo dejo para más adelante, que no quiero saturar.

Por cierto, yo creo que ese viaje al estilo Hogwarts lo voy a hacer sin salir de España y comiendo fresones... o algo así.

Bicos pa tós ;-D

vitruvia dijo...

Pues entre el apeadero y los horreos está mi casa, jajajajaj. Ese regional pasa por la vía tres porque en la uno estaría el de Madrid. A otras horas del día sí pasa por la uno, pero nosotros siempre, o casi siempre, regresamos en el de las 9, (ahora creo que han cambiado algunos horarios) y a esa hora la uno está ocupada.
Me encanta la estación de Santiago. La última vez que fuimos robé de la cafetería un vaso de cocacola del que me encapriché, pero a escondidas de Boss, jajajajaja, que si me ve me delata, ¡menudo es!, jajajajajaja. Y ese mismo día le hice una foto a la iglesia de Esclavitud desde el tren en marcha que me fascina y de la que estoy enamorada. Voy a ver si la pongo en flickr. Ainsss.

MonikaMDQ dijo...

Un babero por aqui... y otro por allá y un camino largo que baja y se pierde..." ehehe (es una canción de aqui pero he cambiado alguna palabrita)

Pues nada, que me imagino la carita de tu niñ@...alucinar es poco, se nos cae la baba y "se nos ahogan un poquito los ojos" ¡di que si!

Las fotos muy buenas, me detuve un rato mirando los trenes de allí, ya entendí porque no subo nunca a los aqui (están uno peor que otro) ¡quiero uno de esos! ;)

PD: alucinante esa foto del puente!

Irreverens dijo...

Pues en mi último interrail fuí sola.
:)
No es excusa.
:P

JOAKO dijo...

Recomiendo el museo del ferrocarril que hay en madrid (estación de Delicias), sobre todo los sabados por la mañana, en el patio trasero una asociación de amigos del ferrocarril montan unas miniaturas de ferrocarriles en los que se pueden montar los niños, ¡tienen uno de vapor!, los niños disfrutan una barberidad y los mayores recuerdan.

John dijo...

Banderas, quería decir que quiero ir EN el tren que usaron en la película de Harry Potter. Un par de amigas ya fueron en él y el recorrido es el mismo que se ve en la película.

Mariano Zurdo dijo...

Banderas y Estilografic, os regalo el comentario, hombrepordios y faltaría más.
Cuando uno escribe algo es como si lo soltara y ya es un poquito de todos.
Y el culpable es Banderas, porque las buenas entradas suelen provocar no peores pensamientos.

banderas dijo...

Vitruvia, ya vi tus fotos... y no están nada mal, no señor. Escravitude (Esclavitud para los castellano parlantes es un pueblo de la provincia de A Coruña/La Coruña) tiene una iglesia que no se la merece... y la estación de Santiago una cubierta que te transporta a principios del siglo pasado.

Bicos ;-)

Mónika no quiero mi imaginar cómo estarán sus trenes, porque los que nos ponen en Galicia son de lo peorcito de España... te lo juro por lo que más quieras... aquí el tren de alta velocidad aún es un sueño que tardará en llegar.

Por cierto ¿Cuál de las fotografías de puentes? ¿La de la Ría de Vigo con el puente con tirantes al estilo "Golden Gate"? Es una de las vistas más bonitas de nuestra Ría (y con ese nuestra me refiero a la de gente como Vitruvia, Desperada, Eifonso Lagares, Wilde o Irreverens)

Biquiños ;-)

Irreverens, lo sé... me cito "el interrail... uno de esos proyectos de viaje para los que nunca encontré compañía... ni valor."... se sobreentiende "para ir sólo". Además, cuando me lo planteé no creo que mis padres me dejaran ir... tendría 18 o 19 años. Aún así busqué otras alternativas con otros compañeros que puede que algún día cuente.

Petonets ;-)

Joako a ese museo me refería ayer con otro post... y al famoso "Tren de la fresa" que sale de Atocha (creo) y va hasta Aranjuez. Ignoraba lo de las miniaturas de vapor. Gracias por la información.


John lo sé, pero quería meterme contigo... además de por haber escrito mal el nombre del colegio de magia y hechicería... Je!Je!Je!

¡Que haya suerte con ese viaje! Creo que sabes que en eso te envidio. ;-)

Mariano honrado me hallo con tu apreciación sobre mi entrada... y gracias por seguir pasándote.

Biquiños/Bicazos ;-)

Irreverens dijo...

¿Y con 18 ó 19 añazos (y siendo tío), no te dejaban?
:O

Vale, vale, ya lo dejo.
:P

banderas dijo...

Yo creo que más bien no se fiaban ;-) ... y finalmente me fui hasta París un año después con otros dos colegas en un AX alquilado entre los tres.

Conduje yo casi todo el rato (menos en París, donde quien conducía no tenía carnet... esto que no lo oiga nadie ¿eh?) y fueron 20 días de vivir otro aire... algún día lo cuento con detalle, lo que pasa es que igual me enchironan y tó. Con razón no se fiaban.

Bicos ;-P

MonikaMDQ dijo...

Pues no te lo imagines bande, acá, en Argentina, los trenes son desastrozos, ni mas ni menos y lamentablemente no exagero.
La gente viaja como ganado o peor porque no hay suficientes y se llena y en cuanto a infraestructura estamos peor aún.
Asique ya te digo, viendo tus fotos y comparando me dieron ganas de vivir por allí, aunque yo no viajo en tren (aqui sólo existe el de larga distancia) pero en Bs As si se usan y las quejas las veo a diario por TV.

La fuente del puente que te decía es efectivamente la de la Ría de Vigo con el puente con tirantes, bellísima foto y bellísimo el lugar! (disfrútenlo) ;)

besos!

PD: todavía me estoy riendo "de la poesía" que dejaste en mi post sobre el punto "G" y no porque no fuera bonita sino porque me desconcentraste! que inspiración tenés...... xD

banderas dijo...

Siento mucho lo de los trenes en tu tierra, Mónika. Acá nos quejamos de puritito vicio, según veo.

Sobre la Ría de Vigo... la disfrutamos, claro que la disfrutamos. ¡Faltaría más!

Sobre lo otro... también me reí al escribirlo. Momentos que tiene uno... Ja!Ja!Ja!... es que el post lo merecía.

Bicos ;-P

Eifonso Lagares dijo...

Viajar en tren siempre es un placer, las vistas en el trayecto Vigo - Villagarcia son fabulosas.

Muy buenas las fotos.

Un saludo

banderas dijo...

Eifonso, ya veo que te has puesto al día con mi blog. ¡¡Qué pasada!!. Es cierto lo de ese recorrido en tren. Lo conozco bien hasta Santiago (la última parte pierde un poco, la verdad) y es una auténtica maravilla.

Otro que debe estar de miedo es el de Vigo a Ponferrada (por la Ribeira Sacra) pero creo que el tren mete miedo en otros sentidos. Tengo ganas de probarlo un día.

Saludos ;-)