Por la calle...



Por la calle te puedes encontrar de todo... y no me estoy refiriendo a personas y animales -de los que también hay todo tipo de ejemplares- sino más bien a la publicidad que se reparte, a los carteles que se pegan en farolas y buzones, cajas de alumbrado público y mobiliario urbano diverso.

Hace algún tiempo me dieron uno de esos folletos de distribución gratuita abarrotados de publicidad que alguien saca para, supongo, ganarse algún dinerillo... en este caso una ¿empresa? de marketing... y yo pensando que con ese "palabro" en inglés se referían a algo serio. ¡¡Vaya por dios!! En fin, uno que es muy inculto y desconoce los entresijos de las modernas tecnologías de comercialización y promoción de productos. ¡¡Qué le vamos a hacer!!

Al dar la vuelta al folleto me llevé un buen susto (supongo que esa era la intención del anuncio, porque impactar me impactó) puesto que lo primero que leí era algo tal que...



No había salido aún del shock del primer momento cuando leo casi a continuación



¡¡Dios mío!! ¡¡Han vuelto los nazis!! ¡¡Esto es mucho más serio de lo que yo pensaba!!


Pero no, no era eso. ¡¡No podía ser eso!!.

Ilustraban el anuncio una hermosa radio de época y una armario que... ¿para qué describirlos? Mejor os pongo la fotografía (los brillos de la radio son del original... ya que la imagen que estáis viendo ha sido escaneada y, por tanto, no hay flash posible sobre el papel satinado)



Desde luego la empresa anunciante cuenta con una imagen que cuidar, ya que el suyo es un trabajo muy especializado y con grandes "dosis" de imaginación, así que su logo a la fuerza ha de ser clásico... quizás algo soso ¿no?

... y es que, sin duda, el suyo es un trabajo muy serio porque sus "enemigos naturales" forman parte indisoluble de nuestra vida.



En fin, que el anuncio completo es, ni más ni menos, tal que así



¿Verdad que no tiene desperdicio?

Hoy, paseando con mi mayor por el centro de Vigo, me he sorprendido con un anuncio pegado en un buzón. Me llamó la atención básicamente por el hecho de que estaba plastificado, por la cifra que -aunque pueda parecer desorbitada- seguramente esté plenamente justificada y, sobre todo, porque habían arrancado todos las pestañas que tenía con el número de teléfono de contacto. Así que nadie se eche las manos a la cabeza ni ponga el grito en el cielo si se lo quitan de las manos por un ¡¡
quítame allá esas pajas!!


En la imagen escaneada espero se aprecie tanto el hecho
de que está plastificado como la ausencia de solapas (12)


¿Verdad que es barato?
¡¡Crisis del ladrillo!! ¿Quién dijo crisis?

Nota: en el vínculo del final se utiliza una imagen que asocia las dos partes del blog y viene al caso "como anillo al dedo".

15 comentarios:

Belén dijo...

Ah, pues si solo vale un millón, me lo quedo si señor...

jajajaajjajajaja

Besicos

banderas dijo...

Belén, pues venga ¡anímate! y así somos vecinos... o casi.

Ja!Ja!Ja!Ja!

Bicossss ;-)

Eifonso Lagares dijo...

Las crisis no afectan a los ricos.
Los artículos de lujo no han notado el descenso en el consumo (joyas, coches de alta gama, todos terrenos, chalets, barcos de recreo, etc.)

Un saludo

Irreverens dijo...

Tela el anuncio de Matamos por encargo. Sin duda cumple con su cometido: llamar la atención.
:)

En cuanto al chalecito, estoy con Eifonso. En momentos de "crisis", los más pastosos del planeta se vuelven todavía más pastosos, si cabe.
De todos modos, anunciar un chalet de estas características con papelitos pegados por la calle... no cuela.
:)

Bicos

JOAKO dijo...

¡Muy bueno tío!
Recuerdo que en el instituto en una ocasión hicimos un anuncio para promocionar una fiesta de esas que se hacían para recaudar dinero para el viaje de fin de curso, y pusimos engrande la palabra SEXO y a continuación el texto del reclamo para la fiesta, no tenían nada que ver, pero todo el mundo se acercaba a mirar el cartel, la fiesta fue un exito.
Hay un libro que te recomiendo y que te va a encantar es de un gran periodista recientemente fallecido, que se llamaba Luís Carandell, el libro no me acuerdo exactamente del titulo(solo me sale "celtiberia show"), pero era un compendio de anuncios por palabras a cual mas desternillante.
Por cierto, mi post de hoy te lo dedico especialmente a ti, pásate y descubriras porqué.

John dijo...

Eifonso, los ricos «también lloran» (¿no era así el título de aquella teleserie? XD). Tengo una familiar trabajando de dependienta en una joyería de la Calle del Príncipe (en Vigo, para aclarar) y lleva desde hace año y pico con miedo de que la echen a la calle porque las ventas han bajado muchísimo. Ahora está más acojonada porque han bajado todavía más. También sé que a las peleterías les pasa lo mismo y sus clientes habituales no son precisamente activistas del PETA.

Un saludo ;-)

banderas dijo...

Eifonso, en efecto cierto sector de "ricos podridos de dinero" no han notado la crisis ni seguramente la notarán jamás en su vida más que como un ligero bache. Los "Fefés" y los "Botines" y las "Koplowitz" y los "Albertos" y los "Ortega" y los "Fernández de Sousa" y demás mandanga ni se inmutarán.

Otros "riquiños" o "ricuras" sí que están viendo las barbas del vecino pelar y, como el miedo es libre, se están acongojando (por no decir algo que suena parecido pero es menos finolis)... sobre todo si su nivel de vida proviene del "ladrillo" y asimilados... creo yo ¿eh?

Luego están los profesionales liberales que, cuando hay bonanza y el consumo se dispara, viven como dios y disfrutan alardeando de ello pero que, en cuanto se disparan las alarmas, se quejan absolutamente de todo porque les cuesta llegar a fin de mes.

Bueno, eso más o menos es mi teoría sobre el consumo de productos de (más o menos) lujo... empezando por vinos y licores, pasando por veleros y amarres en el Náutico, y acabando en viajes de ensueño en las Seychelles, Maldivas y demás paraísos perdidos (me vale también Aspen, Saint Moritz o Montecarlo).

Irreverens ahí quería yo llegar. El anuncio es bastante/muy cutre pero impacta... cumple parte de su cometido... llamar la atención del posible usuario.

De los ricos ricos no quiero hablar más, que hay gente que no tiene ni para cenar ni dónde caerse muerta... mientras otros no saben qué hacer con tanto dinero... bueno,no... hacer más dinero.

Joako, del ya fallecido Luis Carandell yo leí (lo tengo por casa) un libro genial titulado "Tus amigos no te olvidan" (editado en 1975 y actualmente localizable en eBay)... aunque la temática pudiera parecer un tanto triste no tiene desperdicio... es del estilo del que tú comentas(que, por cierto, se titula tal y como dijiste) pero centrado en ese otro mundo del que tanto hablo últimamente. En dos palabras IM - PERDIBLE.

John, por una vez, y sin que sirva de precedente, tengo que coincidir contigo sólo en parte. Se nota cierto aire de crisis, pero esos ricos de los que hablas (los "ricos de provincias" con "riquezas de provincias" basadas en "empresas de provincias") no son los que compran en Cartier o en Louis Vuitton o Valentino ... en Madrid o en Paris (no en "sucursales" de Vigo, por buenas que éstas sean). Esos no notan la crisis ni a tiros.

Bicos para todos y todas ;-)

JOAKO dijo...

"Tua amigos no te olvidan" donde lei de una niña fallecida a una tiernisima edad "que pronto nos empezaste a dar disgustos", un genio el tío.
No te has pasado por mi blog a ver tu entrada dedicada.

banderas dijo...

Que sí, que me pasé, querido Joako pero me lié en el trabajo y no dejé comentario... ahora lo hago, ya verás cómo lo hago.

¡Hasta la semana que viene!

Jovekovic dijo...

¿ Un millón? Compro dos.

Raquel dijo...

Muy bueno, muy bueno. Esa mirada tuya es la del millón de euros y lo demás son tonterías.
Un abrazo

errante dijo...

yo me hago una pregunta: es que acaso en el norte siempre habláis de vuestros hijos como "mi mayor", "mi pequeño"... es una curiosidad; aquí simplemente decimos "con mi hijo".

vitruvia dijo...

Uff, he tardado tanto en enterarme que seguro que ya lo han comprado. ¡¡Lástima!!, me interesaba mucho...

MonikaMDQ dijo...

Me quedé alucinada con el aviso "MATAMOS POR ENCARGO" uff menos mal que seguí leyendo jajajaja
Ya pensaba yo, no puede ser O_O ni para tanto o si?
Hablando mas en serio cuando lleguemos a ese punto (de ver un aviso asi pero no para polillas) no querré salir a la calle, ahora mismo ya da miedo salir..
Ojo, aunque no haya avisitos se sabe que hay gente que matan PERSONAS por encargo, triste y desiquilibrada sociedad por Dios...
besos

banderas dijo...

Jovekovic, ¡¡toma!! Pues yo tres ;-)

Raquel... ¿cómo era aquello? El pecado está en el ojo del que ve y no en quien está siendo visto... o algo así. Yo es que soy muy pecador. Bicos ;-)

Errante, es que me ha gustado mucho la "fórmula" de Vitruvia para hablar de sus "hadas" sin llamarlas por su nombre y distinguir a cuál de ellas se refiere... y yo tengo dos "monstruitos" y me resulta cómodo hablar del mayor y del pequeño. Si fueran de distinto sexo sería otra cosa... así me ahorro una palabra (niño) ya que ambos lo son... ¡¡yo que sé!!... será por pereza. Je!Je!

Vitruvia, pues nada, chica. Llama a ese número de móvil que seguro que aún está en venta. Si te parece quedamos para ir a verlo juntos. Je!Je!Je!

Bicos ;-)

Mónika, el post pretendía suavizar la linea editorial tan profunda y triste de los últimos posts... siempre con la muerte por delante... siempre tan lúgubre.

Sobre los que matan por encargo... unas joyas los tíos esos... a veces a uno le entran ganas de conocer a alguno del sector para librarse de alguna "alimaña" en el trabajo, pongo por caso...Je!Je!Je!

Bromas aparte, aquí (al menos en mi zona de España) no hay mucho de eso que decís, por suerte.

Bicos ;-)