Un poco de paz y de armonía


No me apetece otra cosa.



Glicinas en un lateral del Pazo de Castrelos (Vigo)

La música suple, las más de las veces, la ausencia de palabras para explicar sentimientos.


Sinfonía nº 9 de Antonin Dvorřák (4º Movimiento)
Wiener Philharmoniker.
Dir. Herbert Von Karajan.

Las imágenes, otra veces, reflejan una sensación, un instante, un recuerdo.


Playa Fontaíña o de la Sirenita (Vigo)

Hoy, una y otras... y la vegetación que nos rodea... y a la que amamos.

Sterlitzias en el jardín francés del Pazo de Castrelos (Vigo)

Hoy mis palabras sobran en esta primavera que nos rodea.




"Ombra mai fu"
(Aria de "
Jerjes", de Georg F. Haendel)
Reneé Fleming

Ombra mai fu
di vegetabile,
cara ed amabile,
soave più.
Nunca la sombra fué
de un vegetal
tan querida y amable,
o más apacible.

13 comentarios:

Raquel dijo...

Belleza, claridad, melancolía, pasión, un remolino perfecto.

Irreverens dijo...

Ah, este movimiento de Dvorák me parece apoteósico.
;D
¡Me encanta!

en cambio, no conocía el aria De Händel...
:)

¡Menudo remolino de emociones!

Bicos

Eifonso Lagares dijo...

Relax, tranquilidad, paz, sosiego... transmiten las imágenes y los sonidos.

Un saludo

banderas dijo...

A todos... eso era lo que yo quería expresar y transmitir con la música y las imágenes... me alegra haberlo conseguido.

A los que conocíais ambas piezas poco he de comentaros. Al resto, espero que os hayan dejado tan a gustito como lo han hecho conmigo.

Bicos ;-)

Möbius el Crononauta dijo...

Bonitos lugares para perderse en uno mismo, sin duda.

banderas dijo...

Muy bienvenido möbius... a esta casa... aunque esta música no sea de tu preferida, siempre puedo dejarme tentar algún que otro día por el jazz y el blues... "palos" que aún no he tocado.

Saludos ;-)

winfried dijo...

Tremendas playas tienen ustedes! Por un segundo creia que estaba en la Florida!

Saludos

Shakadal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
banderas dijo...

Winfried, pues esa playa es de las más pequeñas que tenemos en nuestra costa... aunque tiene una panorámica muy hermosa sobre la bocana de la Ría de Vigo. ¡Ah! Y tienen una arena blanca y fina espléndida... que ya quisieran muchas playas del Mediterráneo. Lo malo es que el agua está congelada... y llega a doler meter un pié en ella.

Saludos ;-)

Jovekovic dijo...

Qué ganas dan de acercarse a Galicia!!

banderas dijo...

Pues ya sabes lo que tienes que hacer, mi estimado compañero Jovekovic... te estamos esperando con los brazos abiertos ;-)

vitruvia dijo...

¿Adivina quien tiene una foto vestida de novia en esa mesa de la primera foto?, jajajajajajaja.

banderas dijo...

Pues va a ser que mi mujer no. ¿Será una tal Pitrucia?... otros tiempos, sin duda... y supongo que con una cara de felicidad absoluta ¿no?

Biquiños :-(