Probando la caravana en O Grove



Esta Semana Santa probamos, como había dejado dicho, la vieja caravana que heredamos de mis suegros. Concretamente se trata de todo un clásico del mundo campista: una
Knaus Monsun de tres plazas y unos escasos 750 kgs. Se trata de un modelo original de 1968 que se construyó al menos durante 10 años, y uno de los primeros diseños de la marca de las dos golondrinas, junto con la mítica Schwalbennest (Nido de golondrinas) de 1961, pensada para ser arrastrada incluso por un sencillo VW Beetle.



Exterior de la caravana puesta a airear tras el largo encierro y olvido.



La caravana lista para su uso con el toldo que ya traía de serie.

Lo único que hizo mi suegro fue añadirle algo de instalación eléctrica (para mayor comodidad), una bomba de agua eléctrica añadida a la mecánica que traía de fábrica), acondicionar unas literas de lona de quita y pon (con lo cual duplica la capacidad a 6 personas cómodamente acostadas) , una ventana cenital de fibra de vidrio distinta de la original (de color rojo y traslúcida) y un cofre exterior más amplio con dos depósitos de agua y alojamiento para la bombona de camping gas azul de toda la vida. Lo normal, vamos.


Interior de la caravana: comedor de 4 adultos justito
(convertible en cama ancha de un adulto)


Nosotros le añadiremos (en junio, porque ahora para cuatro días no merecía la pena) un avance hecho a medida, para estancias largas, que esperamos le quede que ni pintado.


Interior de la Knaus Monsun: zona de cama doble
( transformable en comedor holgado de 4 adultos)


La encontramos en buena forma y, salvo que los fogones de gas no iban muy allá (quemaban mal, con el correspondiente peligro, y decidimos cocinar fuera de la caravana), dispuesta a pasar la ITV en cuanto le haga falta darse un garbeo por ahí afuera.


Zona de trabajo (fregadero, cocina de butano y nevera -debajo-)


Al igual que Eifonso nos dejó unas fotos de sus adoradas Islas Cíes (y de quién no) yo os dejo una muestra de la zona a la que nos estuvimos aclimatando: San Vicente do Mar (O Grove). Los días acompañaron, hasta hoy, pero aunque hizo sol el viento del norte impidió pasar a mayores y darse un chapuzón.

14 comentarios:

MonikaMDQ dijo...

A mi me encanta viajar en "caravana"( aqui le decimos casilla rodante)

Se ve muy guapa y cómoda por lo que veo disfrutarán mucho pero de todas formas mientras se viaje en familia, eso es lo mas importante, el resto son detalles, al menos eso creo yo.

Y por cierto, que pases unas felices Pascuas!
besote

Irreverens dijo...

Oye, pues por tener sus añitos, tiene muy buen aspecto!!
:)))

Qué guay. Que la disfrutéis muchísimo.
Con niños, seguro.

Bicos

Belén dijo...

Yo siempre he querido tener una caravana jo... pero claro, debería por aprender a conducir primero jajajajajajaja

Besos

banderas dijo...

Mónika, cuánta razón tenés en lo de que lo más importante es viajar en familia, y que el resto son detalles accidentales del viaje. En España se dice básicamente caravana, aunque mi padre las llama "rulós" (supongo que del modo en que se les llama en francés: roulottes).

Bicos y feliz Pascua también para vós ;-)

Irreverens, la verdad es que está como nueva. Sólo hubo que cambiar las ruedas (estaban viejas y cuarteadas) y ahora habrá que comprar unos quemadores nuevos para la cocina, pero básicamente el resto de las cosas están perfectas... es que la cuidaron mucho... y eso que viajó por el Reino Unido, Francia, Bélgica, Holanda, Suíza, Alemania, Italia, España... en fin, la Europa libre de los años 70 y 80... y claro que la disfrutaremos mucho con los peques... ¡Faltaría más!

Bicos ;-)

Belén... pues yo no, y ya ves... cosas de la vida. Yo era más de tienda de campaña, mochila y demás artilugios. Por cierto, lo de conducir sí que es importante en este casi, sí... por cierto ¿a qué esperas para sacarte el carnet? ¿No te interesa o no te atreves? ... bueno, a lo mejor es que estás bien así como estás. Yo confieso que lo saqué porque casi me obligan. De hecho conseguí librarme de sacarlo con 18 años, pero al año siguiente me llevó mi padre directamente a la autoescuela y me presentó al dueño, para que no tuviera escapatoria. Ahora le saco mucho partido, ya ves.

Biquiños ;-)

vitruvia dijo...

¡Cómo mola!, jajajaja
Pues qué quieres que te diga, seguro que una de estas supermodernas y supercaras mola un montón, pero esta con toda su historia encima tiene una carga romántica que ya quiesieran las nuevitas.
Por cierto, que se entere toda España que hemos tenido sol para aburrir, que cualquiera que viera las noticias no hubiera asomado el hocico por Galicia ni loco.
Besos.

banderas dijo...

¿Qué quieres que le haga, Vitruvia, si me van las anticuallas?... Je!Je!Je!... sí que tiene historia la caravana esta... y la carga romántica se la pone mi mujer, que viajó con ella "casi" hasta Venecia (tuvieron que darse la vuelta porque su madre cogió unas fiebres terribles y nunca llegó a pisar la ciudad sobre la laguna) y además la caravana se llama como ella (Kelly) porque la compraron poco después de que ella naciera.

Sol sí, pero viento frío también, que el norte no perdona ni olvida.

Bicos ;-)

Raquel dijo...

¡Qué bueno!
Disfruta el siguiente descanso, el próximo viaje.
Preciosas fotos y eso de ser autodependiente con la caravana, inmejorable.
Besotes!

banderas dijo...

Espero disfrutar de todo. Ya sabes, Raquel, que me gusta disfrutar de todas y cada una de las cosas que hago... o al menos lo intento.

Gracias por lo de las fotos... es una de mis/tus debilidades.

Bicos ;-)

Frabisa dijo...

Tiene muy buena pinta!!! Yo he tenido una caravana hace muchos años, cuando mis hijos eran pequeños y la hemos disfrutado muchísimo.

Ya pasados los años y habiendo variado las circunstancias, mi pareja y yo nos hemos comprado hace 3 años una autocaravana y estamos rechiflados.

Seguro que la disfrutaréis mucho, estoy segura.

un beso

banderas dijo...

Eso espero Frabisa... que por ahora no me cambien las circunstancias (creo que sé de qué hablas)... y poder disfrutar de ella como hemos hecho estos poquitos días... y más aún, si cabe.

Bicos ;-)

Eifonso Lagares dijo...

Tien emuy buen pinta. El Grove una zona muy buena para acampar y comer.
he visto las fotos, el buen tiempo ha acompañado.
Un saludo

banderas dijo...

Tienes mucha razón, Eifonso, la zona de O Grove me parece uno de esos paraísos que todavía no hemos destrozado totalmente en Galicia.

Ya estoy deseando volver.

Un abrazo

P.D. Me pareció haberme cruzado contigo ayer a eso de las cinco de la tarde por G. Barbón en dirección Teis... ¿serías tú? Je!Je!Je!

nacho dijo...

hola! yo tengo la misma caravana, pero no tengo ningun papel mpue sme lo robaron hace tiempo a mi padre....entonces ahora la quiero hechar andar pèro no se si me hace falta pasar itv o como conseguir los papeles....
por favor si alguien me puede orientar....
gracias por adelantado

banderas dijo...

Hola Nacho. No sé si te podré servir de mucha ayuda pero bueno, te comento lo que sé. Como este modelo es muy antiguo, las normas que existían cuando se vendía no tienen mucho que ver con las actuales. En aquella época parece ser que cada coche con enganche tenía asociado un único elemento arrastrable asociado, y la documentación del mismo (remolque, carrito, caravana) se adjuntaba a la del coche. Cuano el vehículo se vendía con la documentación del mismo se iba la del elemento arrastrado (aunque aquel no fuera vendido conjuntamente). En cualquier caso debería existir en Madrid un archivo con una copia de la documentación de todos los vehículos, y sabiendo qué matrícula tenía el coche de tu padre con el que se asoció la caravana deberían poder localizar la misma. Todo esto en teoría, claro.

En cualquier caso al pesar menos de 1000 kgs. no tiene obligación de pasar la ITV... pero con la edad que tiene ya puede estar muy bien conservada para atreverse a rodar con ella. Yo solamente la muevo de un almacén al camping (menos de kilómetro y medio) una vez en junio y otra en septiembre... y aún así no llego a coger velocidad pues no me fío de lo que pueda aguantar el eje... a lo mejor es que soy demasiado precavido.

En cualquier caso le saco partido aún estando fija... ya van dos veranos y supongo que otros tres o cuatro aún le sacaré (mientras los niños son pequeños).

Un saludo ;-)