Lo que queda tras la muerte



Para mi tras la muerte no hay nada. Para otros puede haber un consuelo, una esperanza, un más allá. El sábado estuve en el funeral de una tía carnal y, sinceramente, me entraron ganas de reír a carcajadas. El espectáculo de ver a unos hermanos que llevaban años sin hablarse dándose la mano, abrazándose y dándose un pésame más fingido que otro poco me hizo pensar en la hipocresía que encierran todos estos rituales. Yo mismo estaba,
por pura educación, en una ceremonia religiosa en la que no creo y en la que no participé activamente. Pero lo hice porque había que estar: la educación u el respeto no debería estar reñida con las ideas. Mientras el sacerdote parloteaba mi cabeza vagaba en torno a cómo me gustaría que fuera mi "funeral" (por llamarlo de alguna manera) y no llegué a ninguna conclusión clara, aunque había dos opciones más o menos interesantes y, en el fondo, no tan diferentes.

Opción A: CLÁSICA: ceremonia laica en la que (previa eliminación de cualquier atisbo de símbolo religioso en la sala de rituales -no sé cómo narices les llaman los del sector funerario-) quien quisiera comentar algún detalle del difunto (yo mismo, para ser claros) pudiera hacerlo sin cortapisas, o bien leer algún fragmento poético o literario acorde con la personalidad del finado. De fondo música clásica... por ejemplo el segundo movimiento del concierto para piano y orquesta nº 23(KV 488) de W.A. Mozart, el Lacrimosa, el Tuba Mirum o incluso puede que todo el Réquiem completo... puestos a pedir ¡¡qué narices!!. Finalizadas las intervenciones se servirá un vino español (preferentemente un Mencía o un Ribeiro, que últimamente están logrando unos vinos mucho más equilibrados que hogaño) acompañado de nada sólido... ya se sabe "In vino veritas"


Algo melancólico para un momento serio... ¡Ja!¡Ja!¡Ja!

Opción B: MODERNA: ceremonia similar a la anterior en lo que se refiere a los discursos y la laicidad del local. La diferencia estribará en que, acabada la parte seria, se animará la sesión con distribución gratuita de cannabis y se pincharán clásicos de los Rolling Stones, Deep Purple, Led Zeppelin, The Doors, J.J. Cale, Eric Burdon, Jimmy Hendrix, Whitesnake, AC/DC, Guns N'Roses, Nirvana, Aerosmith, Soundgarden, John Mayall, Eric Clapton (hasta el 74), B.B. King, Janis Joplin, etc. Para bajar mejor el mal trago de mi muerte apuesto por licores diversos: ron, scotch whisky, bourbon, gin, cachaça, etc. acompañados al gusto del consumidor


The End a cargo de The Doors (muy propio ¿no?)

y, eso sí, en ambas opciones barra libre y autobús de retorno, que la Guardia Civil no perdona.

¿Qué os parece la idea?

14 comentarios:

Irreverens dijo...

Oye, pues yo voto por la segunda opción. Ya puestos...
:D

Yo daré mi cuerpo a la ciencia y lo que de mí se pueda aprovechar, que se lo implanten a alguien con ganas de vivir. Así los que se queden tampoco tendrán que plantearse qué hacer con mi cuerpo.

Y cuánta razón tienes con lo de la hipocresía de estos rituales. Uf.

Biquiños

Belén dijo...

Yo opr elegir, no se, la verdad es que la música clásica me mola mucho también así que.... una u otra ;)

Un amigo mío que murió, quiso que the smiths sonara en su funeral, la verdad es que nunca me gustaron, pero jo... que bonito sonaba!

Besicos

JOAKO dijo...

Creo que el duelo es fundamental, por lo menos para las personas realmente allegadas, yo me dejé uno por el camino y tarde años en recuperarme, y muchas dificultades, la escenificación de esto, incluso con gente "de atrezzo" es fundamental, en esto la iglesia catolica (tambien otras) lo tiene muy conseguido (a dios lo que es de dios y al cesar una ensalada). Últimamente las bodas civiles se parecen más a las religiosas, ¡por algo será!. Pero ya que pides mi opinión te diré que la segunda me gusta más, no hace mucho vi el funeral de uno de los Monty Piton y era un "pasote", también leí algo sobre un músico (creo) americano que dejó dinero para una fiesta y esparció sus cenizas con el expeditivo método de incluirlas en unos fuegos artificiales. Por mi parte siempre me ha encantado la frase al respecto de Felipe II, "despues de mi el diluvio".

pablo gonzalez dijo...

No me vas a creer, pero yo también estuve en un funeral este fin de semana, y de una tía carnal.

En este caso, sería yo el que estaría en el papel de los hermanos que se dan la paz con otros hermanos con los que no se habla, puesto que mi tía estaba soltera y sin hijos.

La verdad, me da igual cómo sea mi funeral, creo que este tipo de cuestiones responden más a la vanidad de la propia imagen que nos creemos que tenemos que a otros impulsos. Una vez muerto, como si quieren hacer hamburguesas al ritmo del Chiquilicuatre.

De todos modos, me atrae la idea de emborracharse en honor al muerto.

un saludo.

ojordo dijo...

A mi particularmente no me gusta ir a los funerales, por no querer ir, no quiero ir ni al MIO...;o)
Aqui te dejo un video de un funeral de un malandro (delincuente) en Venezuela, original por lo menos...

ojordo dijo...

sorry...aqui el enlace http://es.youtube.com/watch?v=s5lUMfewSyQ

banderas dijo...

Irreverens yo tampoco quiero llevarme mis órganos al pudridero, de hecho soy donante multiorgánico... ¡¡que aprovechen lo que puedan!! ¡¡Faltaría más!!

Y sí... hipocresía muchíiiisima.

Biquiños/Petonets ;-)

Belén, de eso se trata, de personalizar un poco tu última fiesta (aunque tú ya no estés realmente)... una especie de última voluntad más alegre.

Un vecino de mis padres pidió ser enterrado con una botella de whisky y un cartón de "Winston de batea" (americano de contrabando) por si realmente no está muerto cuando lo metan en el nicho... tampoco es mala idea ¿no? Ja!Ja!Ja!

Joako, no sé. El concepto de "duelo" no acabo de entenderlo del todo. Esa tristeza que se supone tiene que invadirlo todo no me parece totalmente necesaria. Quizás un cierto pesar por la persona desaparecida, pero tampoco creo que haya que rasgarse las vestiduras... ¡¡Total para lo que se va a arreglar!! "El muerto al hoyo y el vivo el hoyo... dice un adagio popular que en muchas culturas tradicionales (incluida la nuestra) se traduce en auténticos banquetes funerarios... en el fondo se trata de adaptar la tradición ¿no?

Creo que el segundo se va a llevar la palma... y no me extraña... Ja!Ja!Ja!

Pablo González no te digo que no tengas razón con lo de la vanidad del difunto... en mi caso bastante, para qué voy a mentir.

Hombre, yo tanto como hamburguesas no... ¡pobres clientes! con el mal comer que debe tener mucha gente. Sin embargo capto la idea y la comparto... pero veo que tú también te apuntas a la "fiesta jolgorrio"... ¿y quién no?

Ojordo, por suerte o por desgracia todos tendremos que ir a nuestro respectivo funeral, así que yo me voy haciendo a la idea. Por cierto, el miedo a morir hace tiempo que lo perdí así que hablar de estos temas me resulta muy natural, oye.

Del que me dejas del "malandro" he de decir que ya son ganas de dar la lata al personal, conduciendo así por la autopista y bloqueando el tráfico... lo de la "fumata blanca" pues qué quieres que te diga... que es otra forma de homenaje ¿no?... como otro cualquiera.

Un abrazo ;-) Y hasta el domingo.

John 2.0 dijo...

Me encargaré de ayudar a que se cumplan tus deseos mortuorios. Y, si tardas mucho en palmarla, me encargaré de darte el empujón para ayudarte a cruzar la laguna Estigia ;-P

¿Mi entierro? Preferiría palmarla solo, como un perro, sin lágrimas y sin que se entere nadie. Mirar a la parca a las cuencas de los ojos e irme con ella ligero de equipaje.

Jovekovic dijo...

Dado que no tendré a quién encargarle nada, doné mi cuerpo a la Facultad de Medicina hace tiempo, con la esperanza de que me manoseen de arriba a abajo chicas guapas y extremadamente jóvenes de 1º de carrera. Al fin y al cabo algunas creencias animistas acercan el sexo y la muerte.

PD: Aunque me gustaría que antes de entrar a cortar por aquí y por allá, alguien me leyera "Amistad a lo largo", de Jaime Gil de Biedma.

geminisdespechada dijo...

pues me quedo con la B, pero a ver dónde te dejan hacer eso...

en irlanda hacen la ceremonia religiosa y luego todos se van al pub y beben hasta caer redondos, y cantan y lloran por igual.. eso quiero yo para el mio!!

vitruvia dijo...

Fíjate que aun renegando de todo lo que concierne a la iglesia, hay algo del papa anterior que sí me gustaría, y es ser "enterrada" en una caja tan sencilla como la suya (y entrecomillo enterrada porque creo que tengo claro que prefiero la incineración tras la donación, pero claro, ¿para qué me valdría la caja sino para lucirla en el funeral?). Osea, un cajón de pino, y, lo que son las cosas, me hubiera gustado que lo hubiera hecho Boss. Ainss

banderas dijo...

John, te ha quedado todo muy propio... especialmente lo del empujón. ¿Este domingo en O Corgo,por ejemplo, contra unas rocas? Je!Je!

A la parca que le den mucho. ¡Carpe diem! incluso tras la muerte... ¡¡quién pudiera!!

Nos leemos/Nos vemos ;-P

Jovekovic mira que eres pervertido... bueno, al menos no aspiras a que te manoseen menores de edad (eso ya sería para hacértelo mirar).

Por cierto, no era muy animista que digamos el señor Freud (que yo sepa) y también daba la murga con el Eros y el Thanatos ¿no?

¿No ves?... siempre hay algo que te gustaría que hicieran en tu honor, aunque sólo sea por respeto... suena bien eso de Gil de Biedma. Ya sabes: si muero antes que tú, por favor, léeme eso en la fiesta de despedida ¿vale? Gracias de todo corazón.

Bicos/Petonets

banderas dijo...

¡¡Concho!! Nos cruzamos tres a la vez.

Géminis, ya decía yo que a mi lo irlandés me pone mucho. Sobre el local... pagando lo consigues todo... así que con un poco de suerte hasta en una discoteca te dejan montar el funeral. ¿No van los cadáveres desde los tanatorios hasta las iglesias y luego de allí a los cementerios?... pues la iglesia la sustituimos por la disco o el pub de algún conocido o de algún colega y punto.

Vitruvia, que sepas que para la incineración es preciso que el cuerpo vaya en una caja, así que aún podría ser lo de Boss. Eso sí, encargándoselo con muuuucho tiempo de antelación, espero.

Por cierto, olvidé un detalle importante: el envoltorio me da lo mismo pero, eso sí, cubierto con una bandera republicana, ya que no es delito utilizarla (como pretendían algunos... los de siempre).

Besos y abrazos pa las dos ;-)

JOAKO dijo...

El vivo al bollo (menudo lapsus, o todos al hoyo como en los antiguos ritos funerarios de la diosa kali, lo que se aprende leyendo a Verne "la vuelta al mundo en 80 días")
Lo del Duelo es un concepto básico de psicologia, se trata de una "representación externa del dolor", lo cual no tiene que ser necesariamente teatral, pero si lo contienes puedes tener problemas a corto, medio o largo plazo (yo los tuve a corto y medio, luego me traté), las tradiciones suelen tener un porqué oculto en ocasiones beneficioso personal y socialmente. El rechazo de las tradiciones se debe hacer con inteligencia y preguntandose como eliminar lo malo y potenciar lo bueno. Tu lo que propones es un duelo alternativo al tradicional, que "celebre" la muerte en lugar de "lamentarla con teatralidad e hipocresía", yo me apunto a eso.