Vigo en contraste natural



Realmente no sabía como titular este post medio "tutti frutti" sobre Vigo y las cosas que veo cuando estoy por sus parroquias trabajando, así que me saqué de la manga lo del contraste porque Vigo es una ciudad de contrastes llevados al extremo.


Me explico mientras os pongo las fotografías ¿vale?

Un día en la zona del PAU de Navia (nuevo barrio de Vigo en pleno desarrollo urbanístico) me topé frente por frente con un ejemplar de conejo (o de liebre, reconozco que no sé distinguirlos) que, ni corto ni perezoso, no sólo ni se inmutó ante mi presencia, sino que esperó a que me bajara del coche, apuntara varias veces y consiguiera una fotografía tan cercana como la que os presento... a escasos 20 metros de las calles del barrio y las excavadoras.



Otro día, de camino al famoso Vertedero de basuras de O Zondal al que dediqué en su día una entrada, me encontré con una curva mágica. En su margen derecho (en sentido ascendente) una considerable caída sobre una vaguada donde los musgos sobre los troncos de robles y avellanos narraban años de historia en paz y tranquilidad al lado de un pequeño arroyo de aguas turbulentas y, presuntamente, cristalinas.



Justo al otro lado de la carretera, y en la misma curva, unos musgos enormes me hablaban de una humedad considerable y un medio ambiente privilegiado... a menos de 200 metros de l a famosa montaña de basuras de Vigo.



Un kilómetro escaso más arriba está la cima del vertedero, lugar privilegiado por sus vistas sobre mi adorada (bueno, de mucha gente más) Ría de Vigo. No sería de extrañar que, con el paso de los años, los terrenos ocupados por la basura pasen a ser urbanizados y vendidos a precios exorbitantes dada su privilegiada situación.

Os recomiendo que abráis la fotografía panorámica (montaje de 5 fotografías) , ya que en ella se aprecia (entre la 2ª y 3ª fracciones) la Ría de Pontevedra con su isla de Ons e, incluso, la península de O Grove (donde paso los fines de semana últimamente).



Si os llaman la atención las vacas pastando libres sobre la tierra que sella el vertedero de basura, más curiosa os parecerá la imagen de una vaca amamantando a su ternero en pleno aparcamiento del Parque Forestal del Monte Alba-Cepudo ( a escaso un kilómetro de la anterior localización). El contraste entre los animales semisalvajes con la escultura con forma de mandolina me resulta curioso pero ya no me extraña... y es que llevo muchos años viendo cosas raras en Vigo, y esta es sólo una más. Por cierto, estas vacas pueden ser de la misma manada que en la foto anterior pastaban sobre O Zondal, y es que las imágenes son de fechas distintas... por la luminosidad se aprecia claramente.



Desde ese aparcamiento también tomé esta instantánea hacia la Ría de Baiona. Se aprecia la dispersión de la población por todas las laderas (especialmente las que tienen mejores vistas). Entre otras zonas se distingue la de Playa América, Monte Lourido, Ramallosa, Playa Ladeira, Sabarís y Baiona. En esta época del año esa zona es una sucursal de la capital de estado. No diré más.



Vigo es aún, en muchos aspectos, una aldea enorme en la que la gente sigue pretendiendo vivir como si siguiera todo igual que hace 80 años. El urbanismo moderno de adosados de diseño contrasta con las viviendas unifamiliares de las más diversas características físicas y estilísticas. Los enormes chalets de piedra granítica de cantería contrastan con casuchas en ladrillo visto a las que se adosan estructuras de madera y metal de forma aleatoria en la que se siguen criando gallinas, conejos, cerdos, cabras y, si me descuido, incluso algún ternero.

Por último no podía dejar pasar esta oportunidad para hablar también de nuestro mar. De la maravillosa ría que algunos surcan sobre sus embarcaciones deportivo-recreativas sacando provecho de los vientos favorables, de la fecunda ría que a otros surte de pescado y marisco para vender, de la amplia rada que permite a barcos de gran calado y tonelaje desembarcar y recoger mercancías, de la hermosa ría en la que cruceros de pasaje de toda nacionalidad y destino recalan durante unas horas, de la autopista que une ambos márgenes haciendo una gran conurbación metropolitana que aún no ha adquirido reconocimiento político-administrativo.

En esa ría, otro día cualquiera de hace unas semanas, descubrí un velero de cuatro mástiles y considerables dimensiones. Enseguida reconocí su silueta. No podía ser otro que el Juan Sebastián de Elcano, buque escuela de la Armada Española que tiene como base estable la Escuela naval militar de Marín.

Claro, faltaban unos pocos días para la patrona de los marineros y era obligado el retorno a puerto de la nao con los caballeros guardiamarinas de la última hornada, así que todo cuadraba a la perfección.




De regreso al centro de la ciudad, pasando por el pequeño puerto de Canido, no me resistí a hacer una segunda fotografía del buque escuela fondeado en mitad de la nada tomando como referencia de primer plano algunas embarcaciones que allí se refugian. Al fondo, y como contraste, las islas Cíes que también traen de cabeza a más de uno por estos lares.



Dedico esta entrada a mi madrina (Aurora Lobato Rodríguez) recientemente fallecida. Vivía en una casita en pleno puerto de Canido. Nació viguesa y murió viguesa a pesar de haber vivido y trabajado durante más de 30 años en Alemania, donde ejerció de viguesa a mucha honra. D.E.P.

11 comentarios:

Irreverens dijo...

Sí, señor. Así es vigo. Tal cual. Pero precisamente por todo esto nunca deja indiferente y siempre sorprende.

Sigo diciendo que la belleza natural de Galicia es sublime. Otra cosa es lo que algunos hacen con ella... (pero esto también ocurre en todos los rincones de E'paña).
:)

Bicos moitos.

JOAKO dijo...

Me encanta la gente que sabe apreciar lo que tiene a mano, por ejemplo Madrid es una ciudad maravillosa y los Madrileños casi nunca disfrutan de lo que tienen, hasta el punto de que me he encontrado gente de fuera que conoce la ciudad mejor que muchos de mis vecinos.
Las liebres tienen las orejas mas grandes que los conejos, son más largas y grandes, además no se pueden criar en cautividad, por lo cual siempre que pidas liebre sabes que estas comiendo un animal que se ha criado en libertad (con lo que eso comporta).
Siento lo de tu Madrina, pero creo que su vida fue interesante, aunque por motivos tal vez no buscados, aún así vivió en dos paises y conoció dos culturas, y acabó gallega. ¡Bien por ella!

geminisdespechada dijo...

qué preciosas las fotos, y qué cosas te encuentras!! elcano ni más ni menos!

pues yo, aquí en tres cantos en medio de un polígono industrial, veo conejos también todos los dias

Mr blueberry dijo...

Bonito post de tu ciudad y sus contrastes...Yo reconozco que soy muy de ciudad para lo de los animales y ver una vaca o una liebre siempre me llama la atención...Las rías de Galicia son geniales...Están muy bien las fotos


Abrazotes

banderas dijo...

Irreverens, menos mal que coincido con alguien en mi apreciación sobre Vigo... es que los de aquí tienden a sobrevalorarla o odiarla a muerte, y yo creo que ni lo uno ni lo otro. Tiene cosas muy urbanas y otras muy de pueblo. Tiene un mar maravilloso y un monte espléndido. Eso sí... un urbanismo espantoso pero como tú bien dices, eso no es sólo un tema de Vigo.

Biquiños/Petonets ;-)

Joako, Vigo es una ciudad muy compleja y con muchas caras. Sería largo de explicar, pero se puede resumir en el hecho de que gente oriunda de Vigo hay muy poca y que en menos de 20 años pasó de 50.000 habitantes a 300.000, con todo lo que eso conlleva.

Lo de las diferencias entre conejos y liebres lo sé, pero mientras no tenga una al lado de uno no sabré apreciar los matices ¿sabes?. También me habían dicho que los conejos corren recto y las liebres en zigzag ¿alguien sabe si eso es cierto?

Lo de mi madrina no fue buscado. Más bien fue una huida hacia adelante que salió bien. Y sí... ella siempre quiso morir viguesa por encima de todo.

Saludos ;-)

Géminis en las fotos hay de todo, como en botica. Es que en mi trabajo ando mucho por el campo y claro... te encuentras de casi todo.

Tres cantos... ¿conejos? ¿nadie los caza? ... mira que dan un asado estupendo.

Bicos ;-P

Mr. Blueberry, es una entrada que se repite con cierta frecuencia en mi cabeza. Vigo me encanta y me mata (como lo de Madrid me mata) a partes iguales. Lo de los animales, como ya dije, tiene que ver con mi trabajo, de andar por el rural de Vigo... buena suerte ¿no?... al menos a mi me gusta eso de andar por el monte.

Sí. Las rías gallegas son lo más... especialmente algunas... pero en general no tienen precio (aunque algunos sí quieran ponérselo a precio de urbanización de lujo).

Un abrazote ;-)

dintel dijo...

No conozco Vigo, bueno, nada de Galicia, para ser exactos. Es mi asignatura pendiente.

banderas dijo...

Ya veo que no corres... ¡vuelas! Ya sabes lo que tienes que hacer... venirte unos días para comprobar lo que se dice por ahí sobre mi tierra.

Bicos ;-)

Raquel dijo...

¿Puedo ir yo también?

Chuli el montaje de la foto panorámica y la foto de las vacas con ese ud, laúd, cítara-quién-sabe-qué-instrumento-musical. Y claro, siempre coincido con tus puntos de vista. Mecachis! ¿Será eso bueno o malo?
Besos

banderas dijo...

Pues claro que puedes venir, Raquel, ¡faltaría más!

Quedas invitada a dar un paseo por todo el término municipal... y más si tienes tiempo. Como puedes ver, lo conozco bastante bien... y cada día descubro alguna ruta nueva.

La foto de las vacas no es montaje... es real como la vida misma... rara, pero real.

Lo de que coincidas con mis puntos de vista debe ser malo... Ja!Ja!Ja!... que no, que es broma. Me alegra coincidir con mucha gente... me da fortaleza y me reafirma en mis ideas.

Bicos ;-)

Amiga Atlántica dijo...

Ese es el encanto de Vigo, hay para todos los gustos; modernos y clásicos, de campo o de ciudad, de mar o de tierra, de vida diurna o nocturna... una gran diversidad de personas distintas en una misma ciudad capaz de ofrecerles a cada una lo que necesita, es genial, no?
Por cierto, tu conejo se parece mucho a los que tengo fotografiados en Cíes, deben ser parientes ;-)
Un saludo mediambiental :-)

banderas dijo...

Cierto,Amiga Atlántica, aquí hay de todo y para todos los gustos... aunque yo hubiera preferido algo más homogéneo, porque hay gustos que me horripilan.

Seguro que los conejos son primos hermanos de los de Cíes y de los del relleno de Bouzas ¿los has visto alguna vez?

Tu también ¿no? Je!Je!

Bicos ;-)