Para la Paz, educación.



Hoy es otro día triste, y no sólo porque el ambiente haya sido gris y lluvioso (que también) sino porque los de siempre han hecho más o menos
lo único que saben hacer. La única diferencia es que han ido a lo fácil (faltaría más) porque siempre es mucho más sencillo el tiro a quemarropa a alguien indefenso que utilizar la fuerza de la razón y la capacidad de dialogar (innata al ser humano) para conseguir convencer a quienes no opinan lo mismo o, cuando menos, sostener las posturas que uno considera razonables y justas con un mínimo de dignidad (algo de lo que esos pobres imbéciles carecen).


Hace no mucho, el 27 de septiembre, murió un hombre, Xesús Rodríguez Jares, que marcó un antes y un después en la pedagogía gallega. Según escribió el editor Manuel Bragado para el acto civil en que sus amigos y compañeros le despidieron:

"Suso fue el primer ciudadano de la república libre de la paz, de la igualdad y de la fraternidad, palabras que nos enseñó a pronunciar con el respeto que merecen los grandes ideales de la humanidad. Maestro, catedrático, pedagogo, educador por la paz, investigador universitario, ciudadano libre de la utopía de la Hermandad, es de los que llevaba orgulloso en la frente una estrella y en los labios un cantar, las insignias de nuestra Galicia del corazón."


(fotografía de su ficha de autor vinculado a Edicións Xeráis de Galicia)

Suso R. Jares empezó como maestro de escuela en un minúsculo colegio rural en el pequeño pueblo orensano de Montederramo para luego impartir clase y acabar siendo director de imborrable recuerdo en el CEIP García Barbón de Vigo (donde mis hijos asisten a clase).

En ese colegio, en los primeros años 80, fue donde incubó la idea que habría de regir el resto de su existencia: el camino para la Paz (que según Ghandi era el propio "camino") pasa por la educación. La consecuencia primera de esta idea fué la creación, dentro del grupo de renovación pedagógica "Nova Escola Galega", de la asociación "Educadores pola Paz" en 1983 .



Con los años acabaría contagiando las líneas pedagógicas, sociales y culturales que propugnaba desde esta asociación al resto de España por medio de la Asociación Española de Investigación para a Paz (AIPAZ) en 1997. En Portugal dejó también su semilla en forma de Asociación Galego-Portuguesa de Educación para a Paz (AGAPPAZ). Incluso en América Latina, ya en este milenio, introdujo el concepto de "Educación para la Paz".

No es cuestión de ensalzar ahora su figura, sino de contraponer actitudes vitales: la violencia contra el diálogo, la sinrazón contra la cooperación, la ignorancia contra la responsabilidad, la muerte contra la paz.


Obras de Xesús R. Jares en el catálogo de Xerais (fotos de la propia editorial)

Yo siempre me quedo con la PAZ ¿y vosotros?

14 comentarios:

dintel dijo...

Por supuesto, la paz. Y ciertamente, la educación para ella. Pero... ¿quién tiene que educar?

banderas dijo...

Dintel ¿otra vez volvemos a la eterna discusión sobre la educación y el conocimiento? Es cierto que la tendencia general hoy en día es que los padres se despreocupen de la "educación" y pretendan depositar sobre los maestros/as - profesores/as ese tema, pero creo que eso no debería ser así.

Los maestros/as - profesores/as "pueden, si quieren" colaborar en la "educación" pero estoy convencido de que su principal papel es la mera transmisión de conocimientos y habilidades, mientras que las actitudes y valores sociales deberían ser cosa de los padres/madres/tutores.

El enfoque educativo/pedagógico de este hombre sobrepasaba la tarea del maestro - profesor como mera correa de transmisión del sistema de una serie de materias teórico-prácticas, evidentemente, y creo que esa labor es de admirar. Otra cosa es que ese punto de vista sea ley.

Me explico: los profesionales de la enseñanza no tienen obligación legal de "educar" tal y como yo lo entiendo, luego todos aquellos que sí ayuden a crear ciudadanos comprometidos, libres, educados, conscientes (además de formados, que es lo mínimo que se les pide) son dignos de todo respeto y admiración. De ahí esta entrada.

Bicos ;-)

Irreverens dijo...

Esa es la pregunta, Dintel. Esa es la pregunta.
Porque la agresividad y la violencia son tan innatas en el ser humano como la capacidad de diálogo. Todo es cuestión de elegir... y hay personas cuya ceguera mental les impide ver la alternativa menos mala.

khene dijo...

Cuando yo trabajaba en el sector «niños, educación, tiempo libre y aire libre», Suso Jares era un referente en cuanto a juegos cooperativos. Me dio mucha pena cuando me enteré de su muerte.

khene dijo...

En mi opinión, TODOS tenemos que educar a los niños y no descargar responsabilidades en terceras personas.

banderas dijo...

¡Cuánta razón tienes, querida Irreverens!

En la vida más de la mitad de los movimientos que hacemos y de las actitudes que tomamos suponen elegir... de ahí la importancia de la libertad y, sobre todo, de saber hacer uso de la misma.

Bicos/Petonets ;-P

Khene, yo también trabajé el tema (poco tiempo, pero lo hice) y también me apenó su muerte... sobre todo porque era un referente.

A lo mejor desde el ANPA del colegio le dedicamos alguna cosita... una jornada... un día... quizás se tenga un recuerdo especial a su figur el día de la Paz (30 de enero próximo) para uno de los primeros profesores que comenzó a celebrar en los colegios algo tan importante... y precisamente en nuestro centro.

Un abrazo, meu ;-)

banderas dijo...

Khene (a tu segundo comentario) estoy totalmente de acuerdo... indudablemente... incluso recordárselo a otros padres que hacen dejación de funciones ¿no?

Deica logo ;-)

JOAKO dijo...

Mi mujer es profesora de educación especial, y estoy a través de ella conectada con el mundo de la pedagogía, y es increible la inabarcable labor que se echan a las espaldas los buenos maestros, y es muy injusto lo poco que ayudamos los ciudadanos corrientes a este esfuerzo.
Siempre que hay una dicusión más o menos seria de un problema común a resolver, se alzan voces que dicen muy circunspectos, "eso se soluciona a la larga con inversión en educación", y luego compruebo con rabia que son palabras huecas, puesto que la educación en este pais se está transformando en un cajón "desastre" en donde cabe todo (educación para la ciudadania, educación vial, etiqueta, modales, etc...) y al final el nivel academico esta bajando, y los maestros "deben" librar batallas que no les incumben a ellos principalmente, son solo apoyos de una educación que debería ser global, de toda la sociedad. En fin, con un poco de desorden esa es mi opinión de la educación hoy, espero que haya en activo más personas como él que describes.
A los asesinos ni atención.

LOBITO dijo...

No sé bien si me meteré en un "entorno" que ya no parece ser el mio, de momento (espero que sea por mucho tiempo, los niños me dan miedo) no hay niños en mi casa, pero la que tengo es una adulta JASP. Es decir que lo "hicimos" bien. Pero claro, la educamos en casa y le enseñamos todo lo necesario para que pudiese ir a otros sitios a recibir enseñanzas tecnicas y academicas.Y de otro tipo claro. Desde lo que era un condón, un porro y todo el contingente de drogas de diseño, de la epoca, ademas de como se bebe, etc. etc. en fin. Los principios se enseñan en casita, luego ya adpotan ellos los criterios adecuados. Tengo que reconocer que en muchas ocasiones pienso que es penoso que Herodes siga de vacaciones. Y no pienso solo en los niños, claro. Pero.. ufff este es un tema en el que se puede disertar hasta el abismo. Para no arreglar mucho. Creo. Bueno que se apliquen los nuevos padres.
No me he pasado? Vale...

Besos Banderas.

Noe dijo...

Sin duda Banderas, siempre paz, PAZ y mucha EDUCACIÓN.

A lo mejor te resulta exagerado, pero para mi la educación es realmente la solución mágica a todas las cosas. Es la mayor riqueza que un país puede tener, sin excepciones.

Un beso.

banderas dijo...

>Joako, tu experiencia (más bien la de tu mujer) es un buen ejemplo de lo que no debería o no ser la educación... ni que los profesores se involucren en exceso ni que los padres hagan dejación de funciones, ni que las leyes regulen hasta el más mínimo detalle en educación (que tampoco es que lo hagan) ni que se tome el tema a cachondeo.

Creo que en España se juega demasiado a hacer política con temas educativos (demasiados experimentos, dicen algunos) y yo creo que una buena educación es la base de un futuro esperanzador, equilibrado y serio, por encima de crisis y de lo que venga... capaz de capear cualquier temporal y salir a flote una y otra vez.

Un abrazo ;-)

Lobito, ya veo que has pasado ya la peor etapa... ahora a disfrutar de la vida ¿no?

Lo dices haber hecho me recuerda algo que leí ayer que había dicho Suso R. Jares respecto del tan debatido tema de la enseñanza en gallego en el 50% de las asignaturas: "Non importa se os fillos agora non falan galego; o importante é colocar neles a semente do noso vello idioma... que xa agromará no seu momento"... ahí el secreto: sembrar para luego recoger. Creo que lo has hecho muy bien. ¡Enhorabuena!

Bicos ;-)

Noe, la educación y el sentido común (que tan poco se enseña a utilizar) son dos bienes intangibles realmente poderosos pero poco explotados en el mundo.

Muchos prefieren el fanatismo y la religiosidad exacerbada como impulso fundamental... y ya ves cómo el va al mundo.

Otro "bico" para ti ;-D

dintel dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero, claro, todo se queda en mera teoría. En realidad, no hay tiempo de educar, porque se llega cansado a casa, porque para educar se debe estar educado, porque los chavales son más fuertes en informaciones que anteriormente, porque desde pequeños ya saben que las cosas en este mundo no funcionan, porque... Huy, mejor lo dejo que me extiendo demasiado.

Bonitas teorías tenemos todos.

Banderas dijo...

Querida Dintel... ya sé que es difícil, pero si no lo intentamos jamás lo conseguiremos. De acuerdo que hay menos tiempo, pero el que hay puede aprovecharse, claro que lo más cómodo es pasar de todo. Algunos seguimos en ello... y esperamos que nos salga bien... ya os contaremos... Je!Je!

Bicos ;-)

dintel dijo...

Seguid, seguid! ;)