Algo de ¿poesía? de un pasado remoto.



Hoy he vuelto a ver a una mujer (entonces era una chica de 18 años) que en su día me provocó unos sentimientos de esos que, quien más quien menos, ha sentido con 19 añitos. Lo único que me hace traer este recuerdo aquí es que entonces
(7 de diciembre de 1986) los plasmé en papel. Hoy los vuelvo a plasmar en la pantalla... cosas de la tecnología.

Una cosa no ha cambiado mucho... aunque evidentemente con 40 años largos el corazón ya no siente arrebato al verla sí es capaz de apreciar lo bien que está en su actual edad. Puede incluso que esté proporcionalmente mejor de lo que estaba cuando la conocí.

No es que tenga mucho trato con ella. Más bien el típico "¡Hola fulanita! ¿Cómo te va? Me alegro de verte. ¡Hasta otra!" empaquetado con una sonrisa amable y una interrogación que siempe penderá entre nosotros ¿qué habría sucedido si ella hubiera dicho un sencillo sí?



Tu frío

El frío.

Ese frío de la noche me ha calado,
y no siento en mi cuerpo nada más

que el frío y el dolor agudo,
ese dolor que nace de tu frío,
de tu frío que me envuelve el pecho blanco.


Mi pecho que no suena, que no se mueve,

coraza de metal frío.


Tus frías manos,

dedos largos, agujas de hielo

clavándose en mi piel fría, matándome.

Tus ojos fríos, mirada de cristal
que no dice más que frías mentiras,
verdades que duelen, jarros de agua, fríos.


Días sin número, números sin sentido,
fríos números que nada dicen, fríos.


Pensándolo friamente... Piénsalo
y me darás la fría razón que te llena.


Razones hay que frío dan al corazón muerto,

helado de frío espiritual.


Y ahora que el frío lo ha invadido todo
déjame morir, dulce reposo, frío eterno,

hasta que mi cuerpo sea hielo entre nieve.


Nieve fría, tu cuerpo blanco,

hielo cálido, mis huesos negros.

6 comentarios:

Belén dijo...

Y ella lo llegó a leer?

Besicos

Jovekovic dijo...

Eso, ¿ lo leyó ella? No te hacía yo poeta, lo qué son las cosas.

banderas dijo...

Belén, si mal no recuerdo (hace ya tantos años) creo que no.

Bicossss ;-)

Jovekovic, lo mismo digo. De lo de ser poeta... hubo una época en que esa fue mi forma natural de expresarme y probablemente de vez en cuando deje caer por aquí alguna muestra. De hecho una de mis primeras entradas de blog fue una poesía

http://desdelaquintaplanta.blogspot.com/2007/06/la-noche-que-trajo-fuego.html

y tú mismo comentaste que había soportado el paso del tiempo la mar de bien... Ja! Ja! Ja! ... esa memoria.

Jovekovic dijo...

Pues es verdad, ya no me acordaba. Y sí que soporta el paso del tiempo la mar de bien.

Raquel dijo...

¿Dónde tenías el poema?¿Cómo es que te acordaste del lugar?

¿Y la foto?

umm... estoy preguntona hoy.

banderas dijo...

Jove, de nuevo gracias por la apreciación.

Raquel, el poema lo tengo, junto con un montón más que forman un librito. En su día los escribí y los fui guardando. Años después los revisé y retoqué; descarté algunos y mejoré otros; y finalmente los pasé a limpio (a mano). Un tiempo más tarde los mecanografié, los fotocopié y encuaderné en formato de bolsillo para 9 o 10 amigos/as... no más... a los que se los regalé y dediqué por diversas razones. Son los únicos ejemplares que existen... si es que aún los guardan. Yo no me quedé con ninguno de esos, sino con la copia manuscrita original y la pasada a limpio... ya ves.

Estaban en un cajón, perfectamente localizables... y allí me fui a buscarlos al poco tiempo de abrír el blog, pero sólo he publicado dos en él... y sólo porque venían a cuento de algo. Me cuesta transformar este blog en algo poético porque tiene ya tantas cosas... tantos temas distintos y tan poco personales (a veces) que volver ahora con la poesía me cuesta.

La foto es chula pero no es mía... la encontré en Google tecleando "frío" y buscando imágenes... sin más.Alguien en otro blog la usó sin decir tampoco de quién es, así que ignoro si es suya o de otro/a.

Pues ya ves... yo estoy respondón.

Bicos ;-) ... y a ver si me vuelvo a centrar un poco después de la baja.