Y ayer la San Martiño



Dice el refrán popular que por "San Martiño, trompos ao camiño" (San Martín, trompos al camino), aunque hay otro más contundente que dice "A todo porquiño lle chega o seu San Martiño" (A todo cerdito le llega su San Martín). Es tiempo, pues, de que los juegos para entrar en calor haciendo ejercicio sean jugados y de que los cerdos engordados con esmero durante todo el año pasen a mejor vida para deleite de sus propietarios. Con el frío del ambiente se curan mejor las carnes y no hay moscas que puedan estropear el proceso.

En mi caso lo que llegó con San Martiño fué la XXXII Carrera Pedestre Popular de San Martiño 2008 en la muy gallega ciudad de Ourense. Es la segunda vez que corro esta veterana prueba del calendario atlético tradicional gallego, una de las grandes y una de las más antiguas que se celebran en estas tierras de buen comer y mejor beber, y se presta la ocasión para recalar en estas tierras para tomar un buen pulpo (por las calles de Ourense es fácil en esta época toparse con pulpeiras tradicionales) regado con un vino de las tierras fértiles del Ribeiro.


No pude evitar poner esta foto de mi amigo Daniel "Picapiedra", y es que no tiene precio.

Pero no fue ese mi caso. Llegué, corrí y me volví a casa pues había comida con la parte política de la familia y la celebración se quedó en el terreno estrictamente deportivo aunque no estaba yo para muchas fiestas. Llegué más bien tarde para la foto de grupo, así que me pegué a todos los que aún se dejaban caer por el punto de encuentro mientras no llegaba la persona que me había recogido el dorsal el día anterior, como las lucenses máquinas devoradoras de kilómetros Herniado (que de herniado no tiene nada de nada) y Yosi (un encanto de rapaz con un fuelle y un aguante de miedo).


De izquierda a derecha Herniado, Yosi y el que esto escribe (un pelín más abrigado)

La acumulación de cinco carreras (Coruña, Santiago, Meis, Behobia -San Sebastian y Ourense) en seis semanas (me salté la de Vigo porque había tenido fiebre hasta mediada esa misma semana) con una preparación más que endeble hizo que los primeros síntomas de cansancio aparecieran durante la de Compostela, se consolidaran en Meis, me dejaran dar el do de pecho -en parte más por mentalización que por forma física- en Donostia, pero al final pasaron factura a mis gemelos.

Toda esta semana tuve ambos gemelos como piedras, y no llegó ni el trabajo del fisio ni el de la masajista para dejarlos en condiciones de afrontar una rompepiernas como la San Martiño con garantías de poder terminarla, así que me la tomé como un encuentro con los y las amigos y amigas del mundillo... y es que la San Martiño es mucha carrera (al menos en comparación con las del entorno próximo, claro) y el ambiente que se respira no tiene comparación más que con las otras grandes clásicas gallegas. Ya el año pasado me la tomé más como una fiesta que como una carrera, y acompañé durante 9 de los 10 kilómetros a un compañero del Foro para que hiciera una media de ritmo mejor de lo habitual. Así que este año me la tomé con filosofía.


Como se puede apreciar mi rostro no era de sufrimiento precisamente.

Empecé más suave de lo normal contando con que mis gemelos llegaran medianamente bien lo más lejos posible, y eso duró más o menos 3 kilómetros. Luego el ritmo empezó a decaer y me dejé llevar un rato por la corriente, hasta que una conocida a la que había adelantado anteriormente me dió caza. Así que me pegué a ella como una lapa hasta que cruzamos la línea de meta... cogidos de la mano.

Eso de entrar cogidos de la mano es un detalle que han tenido muchos corredores y corredoras del Foro en agradecimiento al apoyo recibido, y a mi me gusta hacerlo cuando la persona a la que acompaño me ayuda (a veces incluso sin saberlo) a mantener el rítmo (sea éste alto o bajo) que me permita llegar a la meta en las mejores condiciones posibles.

De haber llegado con Paco Tielas a la meta de la Vig-Bay lo habría hecho así, como lo hice con LinkinPark en la de Lestrove o con algunos otros y otras en estos cuatro años de vida atlética. Un beso para mi amiga Treboada, que aguantó el tirón como una campeona que es.


Treboada y yo cruzando el puente romano de Orense sobre el Miño (en los últimos 200 metros de la prueba)

Esta de ayer fue la última carrera que voy a hacer en esta primera fase de la temporada, lo cual quiere decir que me tomaré un descanso de carreras durante más o menos un mes. Seguramente no vuelva a poner los motores a tope hasta la Media Maratón Volta á Ría de Ferrol, allá a mediados del mes de diciembre, y luego hasta final de año poco queda ya: Lugo Monumental, Carrera del Pavo en Vigo, San Silvestre Solidaria de Vigo... ¡¡¡nimiedades!!! Ja!Ja!Ja!

P.D. Gracias a Dulce María "Elyana" y a Daniel "Picapiedra" por sus fotos... ellos siempre están ahí cuando no están sobre el asfalto.

6 comentarios:

Belén dijo...

Me acordé de ti el domingo cuando fui a tomar un vermut con unas amigas que habían corrida la carrera de la mujer jajajajajajaj evidentemente yo no corrí :P

Besicos

Anónimo dijo...

Enhorabuena, pero si quieres ir a Ferrol no vas a poder descansar un mes, como mucho te dejo que descanses una semana, que hay que retomar los rodajes del CARMA, cuidate esos gemelos.
saludos aguita.

geminisdespechada dijo...

te he dicho que toco en santiago este sábado por la mañana? pero si estás de descanso no creo que vayamos a coincidir :(

lo de entrar de la mano lo hice yo con una amiga igual de fondona que yo con la que corrí los seis kilómetros de la carrera de la mujer, esa que dice Belén creo, hace unos años. Había una cuesta justo antes de llegar a meta y las dos nos mirábamos de reojo a ver si la otra se paraba para pararnos, jeje, pero lo logramos! la verdad es que moló :)

khene dijo...

Estás coma un buxo, meu. Non sexas choromicas. Sin esforzarte fixeches o mesmo tempo ca min o ano pasado botando os fígados pola
boca XD

Vémonos en Neda

>^-^<

banderas dijo...

Belén no entendí bien... ¿te tomate un vermut con unas que había ido de corrida a la carrera de le mujer?... ¡¡menudas piezas!! Ja!Ja!Ja! Bromas aparte, me encanta y me enorgullece que te acuerdes de mi... en cualquier momento y ocasión... sobre todo porque te tengo super abandonada... y entono un gran "mea culpa".

Bicosssss ;-)

Aguita, lo de Ferrol me los estoy pensando. Tengo la parte trasera de las piernas muy tocada (en general): isquios, piramidal, gemelos... y tengo que recuperarme bien para afrontar el entrenamiento del MAPOMA para el año que viene, que quiero preparar en 4 meses. Creo que Ferrol se cae de la lista, pero mantengo el resto seguro... y con la ayuda del CARMA espero lograrlo.

Géminis... otra que no para. Me temo que el sábado me pilla mal lo de Santiago... creo que por lo menos no lloverá... aunque eso en Santiago casi sea un aliciente en vez de un hándicap.

Sobre lo de llegar de la mano... tiene muuuucha historia en el Foro de atletismo... y supongo que fuera de él también. En mi caso es un modo de mostrar agradecimiento y una demostración de que el atletismo no tiene por qué ser un deporte exclusivamente competitivo e individualista.

Biquiños ;-)

Khene, ti dirás o que queiras, pero de pouco me sirve estar como un buxo se despois teño os músculos feitos puré... ¿non che parece que estaría mellor todo compensado?.

O de Neda ("Memorial Adolfo Ros") ainda non o teño moi claro... iso sí, xa apalabrei coa "Xefa" a "Lugo monumental" (¿apúntaste?), a "do Pavo" e a "San Silvestre"

¡Vémonos! ;-)

khene dijo...

Of course, baby ;-D