Paseo por la poesía





La primera vez que leí una poesía distinta a la de los clásicos del siglo de oro, a lo que me mandaban y recomendaban leer en el colegio, fue de puritita casualidad. Acompañaba a una conocida en sus compras de sábado por la tarde en El Corte Inglés de Vigo... y yo no soy un habitual de ese ni de ningún centro comercial, curiosamente. Llegando a la sección de Oportunidades vimos una consola llena de libros de b
olsillo, edición cutre, etc. y en medio de aquella marabunta de "pulp" descubrí por azar un libro delgado y diferente.

Se titulaba... y se titula, porque lo tengo delante de mis narices ahora mismo, "Paseo Présbita". En ese momento desconocía todo de la poesía contemporánea, pero lo poco que leí me gustó. Como no tenía ni un mal duro (hablamos del año 86 y a mis 18 años malamente podía yo pagarme nada con la escasa "paga" que mis padres me daban los fines de semana) la chica a la que acompañaba decidió comprármelo. Debió adivinar en mis ojos esa fiebre que a veces se nos pone a los lectores empedernidos ante una obra que respira de modo distinto al habitual. Además, no pudo evitar escribir en la primera página una dedicatoria:


8-3-86
Para que lo acabes

Raquel


© de la fotografía: Teresa Sanz


La autora del libro es la poetisa de la que hablé ayer, si mal no recuerdo, en alguna de mis contestaciones. Neus Aguado pasó a ser para mi, desde ese momento, una especie de diosa de la poesía contemporánea. Os copio una mini biografía que encontré aquí junto con algunos de sus poemas. Tambien se puede encontrar información y una antología poética en este sitio.



Neus Aguado (Córdoba, Argentina, 1955). Poeta, narradora y ensayista, es licenciada en Arte Dramático y en Ciencias de la Información. Parte de su obra literaria está recogida en los libros de narraciones Juego cautivo (1986) y Paciencia y barajar (1990), y en los poemarios Paseo présbita (1982), Blanco adamar (1987), Ginebra en bruma rosa (1989) Aldebarán (2000) e Intimidad de la fiebre (2005). Reside en Barcelona.



11 comentarios:

Wilde dijo...

Oh! Es de Córdoba-Argentina, es una ciudad muy especial para mí, mucho, aunque nunca haya estado...

Dice lo primero que he leído jamás de ella a través de ti ya: Necesito llorar cuanto el silencio esgrime para acallar conciencias y neutralizar verdades.

Ya no creo que lo olvidé nunca.

Gracias claro, gran post!

Una mujer desesperada dijo...

hum, tuve una época, años ha, de lectora de poesía, aleixandre, baudelaure, poe, neruda of course... y me gustaba. No sé por qué dejé de leerla! No tengo el gusto de conocer a Neus. Pero si la aconseja usted, señor banderas, tendré que leerla!

Buenas noches.,

Viguetana dijo...

¡Qué curioso! Ayer mismo por la tarde andaba yo buscando poesía en Internet... con la intención de escribir un post sobre uno de mis poetas preferidos... ¿será la lluvia y las bajas presiones, que nos afectan químicamente la mente y el corazón?
Gracias por darnos a conocer a Neus, que obviamente es hija de algún o alguna catalana, porque con ese nombre... ;-P
Hasta más ver.

banderas dijo...

Bueno bueno... y con la lluvia que está a caer una bonita poesía me parece perfecta para rescatar esos sentimientos que a veces nos embargan. Bicos.

P.S. Acabo de releer Paseo Présbita ... es que me lo traje para prestárselo a "Desperada" ;-) (ya que mostró interés...)

Una mujer desesperada dijo...

ok makey. de paso acuérdate del callejón de los milagros! ya viste que devuelvo libros con rapidez. el callejón no corre prisa, estoy leyendo la voz dormida, el de dulce chacón, cuando lo termine te aviso. je je biblioteca mía

Cosichka dijo...

Reconozco que soy un poco 'bruta' en lo que a poesía se refiere. Quiero decir que no la entiendo, en el sentido de que muchas veces no me llega al corazón como veo que lo hace en muchos de vosotros.

De todos modos, hay que estar siempre abierta a todo. Y le echaré un vistazo a la obra de Neus ¡¡¡Gracias!!!

Besitos.

Una mujer desesperada dijo...

cuidaré el especialísimo volumen, banderas.

vitruvia dijo...

Alguien que sabe lo que se dice, me recomendó leer poesía para perfeccionar lo que él cree que va camino de ser bueno, pero es que por más que lo intento se me atraganta. Supongo que será cuestión de encontrar la que me gusta.

banderas dijo...

Wilde me alegra mucho que te haya gustado.
Desperada y Ester es un placer haberos acercado algo que me gusta... se parece a cuando estás tomando un postre y ofreces un trocito a la boca del otro para que lo pruebe. Normalmente lo acaban por ti.
Cosichka y Vitruvia, creo que la obra de Neus es bastante asequible. No es una de esas poetisas o poetas rebuscados con grandes metáforas. En general se le entiende perfectamente las sensaciones que quiere trasmitir. Es sencilla y sincera... o al menos a mi me lo parece. Bicos.

El Toro de Barro dijo...

Me pasa lo mismo que a ti con Neus Aguado, lo mismo que a todos vosotros. Aunque en mi caso, el banderín de enganche fue Aldebarán, y ese verso que dice "y que una lluvia fina nos limpie por dentro"...
Luego tuve la oportunidad de editar dos cosas suyas: "Entre leones", en el año 2002, y esa emocionada confesión que sigue siendo "Intimidad de la fiebre".
Te invito a leer en el blog en el que estoy metiendo para levantar de nuevo las cuernas de este toro lo que he preparado de ella y para ella. Estoy seguro que sabrás -tú y tus lectores- disfrutarlo como un placer laramente inesperado y maravilloso.
Carlos

banderas dijo...

Pues vaya sorpresa encontrarme en mi pequeña criatura al último editor de mi querida Neus... glups!!

Mi intención al abrir este post era dar a conocer, a quienes me leyeran, a una autora que había marcado mi sensibilidad en un momento dado de mi vida, así que haber logrado intervenir a su editor (y quiero suponer que también amigo) me parece absolutamente increible, alucinante y mágico.

Muchas gracias por tu comentario. Creo que, en cuanto pueda, pondré una conexión con alguno de tus blogs.

Un abrazo.