De recién casados... al Vaticano (Crónica Romana X)



Una de las sorpresas más curiosas del viaje a Roma fue cuando, en plena Piazza di San Pietro, en medio y medio del Vaticano, una pareja de recién casados empezó a hacerse fotografías con el teléfono móvil. Al principio me pareció curioso, pero pensé que sería algo puntual. Pero no. Al cabo de un par de minutos había cinco o seis parejas de recién casados luciendo los modelitos respectivos sin el mayor atisbo de sonrojo.

Como su número iba en aumento, lo comenté con alguno de mis compañeros de viaje. La respuesta que nos dimos entonces fue que, al igual que en algunos lugares se lleva el ramo de novia al cementerio donde reposan los familiares queridos más próximos, o en otros se ofrecen huevos a Santa Clara para que no llueva el día de la boda, aquí se hacía lo propio con la Basílica de San Pedro.

Para escribir esta entrada preferí investigar un poco para ver si realmente era una costumbre romana, o si era fruto de la casualidad... y descubrí con sorpresa que realmente es una costumbre católica. En mi intento de buscar una explicación a aquel fenómeno no pensé que el viaje que
hicieron al Vaticano tras su matrimonio el Príncipe de Asturias y su esposa con la finalidad de recibir la bendición del Santo Padre era exactamente lo mismo que hacían aquellas parejas. Bueno, no exactamente. Los príncipes tuvieron una "audiencia privada" mientras las parejas de "a pie" fueron recibidas en la "audiencia general de los miércoles".

En Tus Viajes Favoritos (dentro de la página dedicada al Estado Vaticano) me encuentro con la posibilidad que se ofrece a matrimonios recién casados de poder conseguir, en Audiencia Papal, una bendición y unos detallitos de su parte (un rosario para la mujer y un llavero para el hombre) también convenientemente benditos.


No doy crédito a lo que ven mis ojos

En una edición antigua del Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, Iglesia en Camino, leo que Antonio Montero Moreno, a la sazón Arzobispo de Mérida-Badajoz, se sorprende al ver, entre otra multitud de personas, a parejas de recién casados vestidos aún con las prendas de matrimoniar.


Yo me preguntaba dónde estaría la cámara oculta.

En una publicación del SID (Oficina de Comunicaciones del Obispado de Mar del Plata) me encuentro una referencia similar a la anterior, en la que se cita literalmente lo dicho por el Papa en la Audiencia General del día 29 de agosto de este año:

"
Por último, ante parejas de recién casados que vinieron con sus trajes de bodas, esperó que el Bautista les lleve «a un amor profundo a Dios y entre vosotros para experimentar cada día la alegría consoladora que surge del don recíproco de uno mismo»."


A la tercera va la vencida... y ya empecé a creer que aquello era normal.

También en el Católico Digital (diario en internet de la iglesia mexicana) encuentro la referencia a esta costumbre de acercarse vestidos con la ropa nupcial a recibir la bendición papal, y la alocución correspondiente del día 27 de junio de 2007:


Yo te saco una foto y luego tú me la sacas a mí

Mi pensamiento se dirige por último, como de costumbre, a los jóvenes, a los enfermos, a los recién casados. Nos vamos metiendo en el periodo veraniego, tiempo de sano y merecido descanso. Os invito a vosotros, queridos jóvenes a aprovechar el verano para útiles experiencias humanas y religiosas. Os deseo, queridos enfermos, que sintáis en estos meses la cercanía de personas amigas y familiares. Y a vosotros queridos recién casados, os dirijo una invitación a emplear las vacaciones para crecer en el amor recíproco iluminado por la alegría divina” Benedicto XVI (6 julio 2005 – Audiencia general).

Lo que no acabo de entender ni ver con buenos ojos es el hecho de que meta "en un mismo paquete" a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados. ¿Será que para que se cumpla la tercera premisa se han de sumar las dos anteriores? ¿Será ironía de un papa "cachondo" como el que más?

Nota: esta entrada estaba pensada desde hace tiempo, pero la he dejado para hoy, 12 de septiembre, porque precisamente hoy estoy de aniversario... ¡¡y ya van 9!!

11 comentarios:

.:Su:. dijo...

Felicidades por el aniversario!

Costumbres hay para todos los gustos y de lo más variopintas, así que nada que añadir, pero.. se hacían fotos el día de su boda con el móvil?? pues como tenga la calidad del mío van buenos, jajaja

Merchandaising católico Banderas, no son listos ni nada.

Viguetana dijo...

¡Hey! ¡¡Pues muchas felicidades!!
¡Y que cumpláis muuuuuchos mááááásss!

En cuanto a lo de las fotos éstas, sinceramente a mí no me extraña nada. Con todo el respeto, las bodas siempre me han parecido de una teatralidad extrema, por lo que pasearse vestido de novio/-a por Roma para sacarse unas fotos en la plaza del Vaticano, pues oye... psss... como todo lo demás.

John dijo...

¡Feliz aniversario, Banderas!

Ahora que no nos lee nadie, ¿te volverías a casar hoy?
¿Con la misma chica?
¿Ella de blanco y tú de pingüino?

raquel dijo...

Que disfrutéis muchísimo el día.

Ya veo, unos en el Vaticano, otros frente a la iglesia de Notre Dame o frente al ayuntamiento.

Con el tema de esta entrada se podría escribir todo un artículo, ¿no? Como diría un mejicano, qué vaciado.
Un abrazo

MonikaMDQ dijo...

Vaya lugarcito para ir los recién casados, como para que no los vea nadie no? jaja...Pues, lo dicho, hay gustos para todo!!

Y para vos y tu media naranja ¡Felicidades! Me alegro por ambos y que sean muchos mas!
besos

banderas dijo...

Ante todo y a tod@s muchas gracias por la felicitación del aniversario. La verdad es que aún no me he hecho del todo a la idea. Llevo 9 años casado con una persona... y no me va tan mal...je!je!je!je!... lo digo porque conozco unos cuantos matrimonios que no han llegado al año de vida... como mucho 2.

.:su:. con todo lo habido y por haber... con el móvil, con cámaras digitales y compactas de las de antes. ¿A que "mola" lo del rosario y el llavero bendito?... yo es que me casé realmente para ver si me caía un llavero bendito y una paga de 100 euros al tener un niño...je!je!je!

viguetana sí hija sí. Yo era de tu idea pero en determinadas circunstancias y según cómo sea la familia de la "partenaire" te "sometes" o "te sometes"... y tampoco es tanto problema (al menos para mi) ver felices a los demás con algo que a ti ni te va ni te viene realmente (la parafernalia de la boda, quiero decir)

John ¿tú qué quieres? ¿ponerme a prueba? ¿ver qué capacidad tengo de esquivar las preguntas?... je!je!je!je!

Respuestas:
- Sabes de sobra que sí, y a pesar de no creer en la "institución" y menos en la "institución religiosa".
- Evidentemente.
- Eso no lo tengo tan claro, pero supongo que ahora ya no. Creo que con mis añitos hubiera sabido "lidiar" mejor a mi familia política.

Raquel esto del matrimonio y de las bodas es "un mundo" y creo que daría para un libro... como poco. Yo no es que tenga un interés especial en el tema, pero me pareció curioso y apropiado para "celebrar" este día.

Monik Pues sí, la verdad. Todos muy discretitos... era alucinante. De verdad... tenías que ver salir una pareja tras otra y ponerse a hablar unos con otros, sacándose fotos... en fin, un espectáculo.

A tod@s... un recadito.

En el post "Al estilo Jovekovic...¿por qué no?" dije algo que causó estupor: "5.- Los católicos españoles y polacos son los únicos del mundo mundial que, para expresar su fé, necesitan exhibir impúdicamente sus flamantes pendones nacionales en medio y medio de la Piazza di San Pietro (Estato Cità Vaticana).".

Ahora encontré la prueba que confirma esta afirmación. Está en la fotografía cuyo pié de foto dice "Yo me preguntaba dónde estaría la cámara oculta"... justo detrás de la novia. Si pincháis en la foto veréis que no mentía al hacer semejante afirmación.

Bicos e apertas ; ))

vitruvia dijo...

Vale, tengo todavía siete minutos para FELICITARTE, luego entro de nuevo para leer los demás comentarios, jajajaja.
FELICIDADESSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!

vitruvia dijo...

Vale, llegué a tiempo, ahora ya puedo comentar tranquila, jajaja. Lo tonto es que ayer cuando comenté el anterior ya estaba este puesto, pero lo dejé para hoy, para no meter todos los comentarios el mismo día, no me gusta esto de comentar a diestro y siniestro, jajajajaja.
Un rosario todavía puede tener cierta lógica, pero un llavero....... muy cutres, no? jajajajaajaj.

Desperate dijo...

vaya, nueve años... muchas felicidades. romántica celebración, desde luego.

banderas dijo...

¡¡Graciñas, chicas!!.

Esto de tener blog hace que nuestras pequeñas celebraciones privadas se transformen en una oleada de felicitaciones, y nos hacen sentir más arropados. ¡¡Me encanta!!

... y sí. El llavero queda cutre total... aunque como el rosario sea de plástico fosforescente... jua!jua!jua!

Anónimo dijo...

Me parece una total falta de respeto. Cada uno con lo suyo que haga lo que quiera. Cada uno es libre de hacer lo que le salga de los cocos, mientras no moleste a los demás.